¿Cuámto cobra un médico en España?

¿Cuánto cobra un médico en España? Ellos 57.000 euros al año, ellas 45.000

También se observa desigualdad entre lo que cobra un médico de Atención Primaria y el resto de especialistas

Según el primer estudio elaborado por Medscape en España.
¿Cuánto cobra un médico en España? Ellos 57.000 euros al año, ellas 45.000
dom 07 octubre 2018. 14.20H
Borja Negrete
La feminización del sector sanitario, es decir, la mayor presencia de mujeres que de hombres, no implica igualdad en las condiciones laborales. De hecho, la desigualdad entre lo que cobran los médicos y las médicos es plausible a día de hoy en España: 12.000 euros más ingresan ellos que ellas al año.

Así lo recoge el primer informe elaborado por Medscape en España y en el que han participado 580 médicos, 526 de los cuáles trabajan a tiempo completo. Según este estudio, las mujeres que ejercen la Medicina ganan de media 45.000 euros brutos al año, frente a los 57.000 que ganan los hombres.

Por otra parte, el salario bruto medio de los médicos españoles es de 53.000 al año. Esta cifra sitúa a los médicos españoles muy por detrás del salario que ganan anualmente los
Franceses, alemanes, británicos y estadounidenses cobran más al año

 facultativos franceses (95.000), alemanes (125.000), británicos (129.500) y estadounidenses (250.440).

Diferencias salariales entre médicos de Atención Primaria y el resto de especialistas


El informe concluye que el resto de facultativos especialistas cobran más que los de Atención Primaria. En concreto, el sueldo de los primeros es 3.000 euros superior al año que el de los generalistas.

Esta diferencia también es notoria  en el porcentaje de estos profesionales que cobran 55.000 o más brutos al año. Mientras que el 46 por ciento de especialistas cobra esta cantidad, en el caso de los médicos de Atención Primaria el porcentaje se reduce al 38 por ciento.

¿Qué es y para qué se usa la magnetoterapia?

Usos de la magnetoterapia

La magnetoterapia se basa en la utilización de campos magnéticos continuos (imanes) o variables (bobinas o magnetos) para el tratamiento de problemas de dolor, inflamación, descalcificación de los huesos o lesiones musculares.
Aunque se basa en algunos experimentos científicos aislados que han proporcionado un fundamento teórico inicial y en algunos casos clínicos debidamente documentados, lo cierto es que en la actualidad la magnetoterapia continua siendo considerada como medicina alternativa.
Se ha demostrado, por ejemplo, que en los huesos fracturados se producen corrientes eléctricas endógenas que son las responsables de poner en marcha los mecanismos de reparación (efecto piezoeléctrico) y que estas mismas corrientes se generan en el tejido cartilaginoso. Fue así como surgió la terapia de electroestimulación, muy utilizada actualmente en el tratamiento de lesiones musculares, mediante la aplicación de corrientes eléctricas a la zona afectada.
fitoterapia plantas
También se ha demostrado que cuando la hemoglobina trasporta oxígeno es repelida por los campos magnéticos, mientras que cuando no lo hace es atraída (en este caso se demostró también que no sirve cualquier imán, sino que éste debe ser de neodimio). Y, asimismo, existen casos clínicos documentados en los cuales la magnetoterapia con imanes de neodimio ha permitido aliviar el dolor en pacientes que no respondían a otros tratamientos específicos.
Estudios como estos han llevado al uso generalizado de imanes o aparatos que generan campos magnéticos de frecuencia variable en el tratamiento especialmente de problemas óseos (descalcificación, espondilitis, artrosis, citalgia, etc.) y musculares (tendinitis, contracturas, contusiones, lumbalgias, etc.), así como en otros procesos patológicos que cursan con inflamación o en la cicatrización de tejidos.
La magnetoterapia, sin embargo, tiene también contraindicaciones específicas, como es el caso de las personas con marcapasos, pacientes con cáncer o mujeres embarazadas. Además, los campos magnéticos aplicados nunca deben incidir sobre el corazón.
CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO
La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Dolor de lumbago. Frecuente. Remedios caseros. Agua de mar

El dolor de lumbago puede deberse a estas enfermedades

Generalmente lo provocan las malas posturas o la tensión, pero a veces el dolor en la parte baja de la espalda puede ser consecuencia de trastornos más serios.



espalda-esconde-algo-más

Actualizado a
Seguro que alguna vez has sentido esa "punzada" en la parte baja de la espalda a causa de esfuerzos excesivos, al sedentarismo o a las malas posturas.
La mayoría de los afectados no da mayor importancia, aunque es preferible consultar a un médico para aliviar el dolor y evitar que se repita o se cronifique, así como para comprobar que no se trata de una dolencia más grave. Es una inflamación del periosto 1).

¿Y si tu dolor de lumbares esconde algo más?

Según la Sociedad Española de Reumatología (SER), el 80% de los españoles padecerá lumbalgia en algún momento de su vida, sobre todo las mujeres. Aunque, de acuerdo con la SER, la mayoría de las causas de lumbalgia tienen solución con un cambio de hábitos, el dolor también puede ser síntoma de enfermedades reumatológicas que requieren control y tratamiento (hernia discal, artrosis...).
Corregir algunos hábitos suele solucionar la lumbalgia, pero conviene descartar otras causas
Como norma, toda lumbalgia que dura más de 3 semanas y que solo mejora parcialmente (o incluso nada) tras la toma de analgésicos debe consultarse con el médico para un estudio más profundo.

Averigua cuándo hay una enfermedad grave detrás

El dolor de lumbares no siempre está asociado a una enfermedad o trastorno grave de fondo. Sin embargo, cuando sí existe una enfermedad subyacente, puede tratarse de alguna de las siguientes:
  • El síndrome de la cola de caballo. Es la compresión de raíces nerviosas espinales. La falta de control de la micción o los esfínteres, junto al dolor lumbar, suelen ser síntomas claros.
  • Una infección vertebral. Hay que sospechar en caso de infección bacteriana reciente, toma de corticoides o drogas, o bien si aparece fiebre.
  • Un tumor. Si la lumbalgia se da en personas de más de 50 años, con pérdida de peso, historial de cáncer y dolor que no cesa, hay que descartar la existencia de un tumor.

¿Qué más puede provocarlo?

Otras causas comunes del dolor de lumbares pueden ser las siguientes.

1. Distensión muscular

Es una de las causas más comunes y ocurre cuando al levantar algo pesado o realizar un movimiento o un giro brusco, puede producirse un estiramiento de los músculos o ligamentos o provocar desgarros microscópicos.
Como consecuencia, no te puedes incorporar o incluso te cuesta caminar. No es preocupante, ya que suelen curarse por sí solas con la ayuda de reposo, aplicación de hielo o calor, estiramientos leves y progresivos y ejercicios para la zona lumbar.

2. Ciática

Si la molestia baja hasta las piernas o incluso hasta el pie, lo más habitual es que la causa sea una hernia discal. Ocurre cuando los discos que hay entre las vértebras pierden elasticidad y comprimen el nervio ciático. Además de dolor agudo en la nalga y la pierna, a veces hay hormigueo y falta de fuerza en la pierna dañada. Se alivia al caminar y empeora al estar quieto.
Las crisis de ciática suelen perdurar más de 3 semanas. Solo si los fármacos no calman el dolor y este es muy invalidante se contempla la cirugía.




3. Espondilolistesis

Se manifiesta cuando te duele más al caminar, ya que al desplazarse una vértebra de la parte inferior de la espalda sobre otra, se produce una inestabilidad en la espalda o comprimirse una raíz nerviosa. Suele ocurrir en la niñez pero no acostumbra a causar molestias hasta la edad adulta.
Por otro lado, si la vértebra desplazada daña las raíces nerviosas puede requerirse una intervención, aunque eso ocurre en pocas ocasiones.

4. Artrosis lumbar

Se da cuando te duele siempre, sobre todo al sentarte, ya que cuando los discos intervertebrales lumbares se adelgazan por el desgaste, pueden causar no solo inflamación sino también una leve inestabilidad de la parte baja de la espalda, provocando dolores, espasmos musculares y, en algunas ocasiones, también ciática. Puede afectar también a personas jóvenes.
Los síntomas de la artrosis lumbar se alivian con continuos cambios de posición. Se recomiendan fármacos y ejercicio para frenar su avance, y solo en los casos de artrosis muy avanzada puede recurrirse a la cirugía.


Algunos tratamientos para aliviar el lumbago en casa

Vale destacar que, en casos leves, se puede mitigar la dolencia con los ejercicios y remedios caseros que presentamos a continuación:

1. Masaje con pelota

El procedimiento es sencillo.
  • Solo debes acostarte sobre una superficie plana y colocar una pelota de goma de tamaño regular –que quepa en el puño– debajo del glúteo.
  •  A continuación, realiza movimientos lentos y profundos de un lado al otro.
  • Para trabajar más superficies es recomendable cambiar de posición y, conforme avance el ejercicio, deberás colocarte más de costado.
Este masaje sirve para tratar la zona glútea, un área que está sometida a tensión constante por las posturas, exceso de tiempo sentado y falta de condición física.
Con  la terapia no solo conseguirás aliviar el lumbago sino otras lesiones como puntos gatillos, síndrome del piramidal o musculatura pelvitrocantérea.

2. Automasaje lumbar con palo



Médico con paciente con dolor de lumbares

  • Lo primero que debes hacer es conseguir un palo suficientemente largo para cubrir el ancho de la espalda. Puedes utilizar el de la escoba o el trapeador.
  • Toma el palo y deslízalo por toda la columna, de arriba abajo, lenta y profundamente.
  • Luego enfoca toda la fuerza en un solo lado, de adentro hacia afuera, y después pasa al otro lado.
Con este ejercicio relajarás los músculos de la espalda y por consiguiente lograrás aliviar el lumbago. Sirve como tratamiento para las lesiones lumbares.
Recuerda realiza el masaje de una manera profunda e intensa. El palo se emplea con el objetivo de ejercer la presión que no alcanzan a generar las manos.

 3. Leche con col

Aunque no lo creas, la col puede ayudar a relajar la espalda, sus componentes sirven como relajante muscular.
  • Para prepararla con el fin de eliminar el dolor lumbar, debes colocar en un recipiente con leche caliente una col y dejarla reposar durante, al menos, cinco minutos.
  • Limpia bien la zona lumbar antes de aplicar esta mezcla, procede a poner la col por toda el área y déjala actuar por 15 minutos.
  • Para terminar, toma un baño con agua tibia para relajar.
Al calentar la hoja de col se liberan una serie de sustancias antiinflamatorias y analgésicas que le confieren en definitiva sus cualidades para aliviar la inflamación y el dolor.
La col es una verdura rica en antioxidantes como el sulforafano y el kaempferol, y rica en quercetina, que ayudan a reducir la inflamación crónica.

4. Perejil con sal



te de perejil
La vitamina C junto a la luteolina presentes en el perejil, actúan como agente antiinflamatorio muy eficaz. Si se consume de forma regular en la dieta o en forma de suplemento, las patologías de origen inflamatorio mejoran sensiblemente.
  • Toma un recipiente con suficiente agua tibia, agrégale algunas ramas de perejil y unas cucharaditas de sal.
  • Coloca las ramas una por una sobre la zona afectada por el lumbago y deja que actúe por veinte minutos.
  • Con una toalla retira los restos del perejil y limpia y relaja la zona con alcohol isopropílico.
......................
Agua de mar
Masajes de alcohol de romero (viene preparado). Cremas antiinflamatorias de venta libre en la farmacia.
El lumbago crónico en frecuente con la edad
Volcar el conchó, no demasiado blando, intermedio

 1)
El periostio posee terminaciones nerviosas nociceptivas, haciéndolo muy sensible a la manipulación. Además mediante la irrigación sanguínea provee nutrición al hueso. Se encuentra unido al hueso por fuertes fibras de colágeno llamadas fibras de Sharpey, las que se extienden a las laminillas circunferenciales externas e instersticiales.
El periostio está formado por una capa externa fibrosa y una capa interna de recambio. La primera contiene fibroblastos, mientras que la capa de recambio contiene células osteogénicas que se transforman en osteoblastos que son responsables del aumento de grosor del hueso. Después de una fractura ósea las células osteogénicas se transforman en osteoblastos y condroblastos las cuales son esenciales en el proceso de sanación.
El periostio que cubre la superficie externa del cráneo es conocido como pericráneo.
Se trata de una película fina consistente en tejidos conjuctivos, de color rosa pálido, que rodea el hueso por su exterior, hallándose insertado al mismo por medio de unos haces de tejido conjuntivo, las fibras perfortes, que penetran el hueso a través de unos conductos especiales. El periosto se compone de dos estratos: uno superficial (fibroso) y otro profundo o interno, osteogenético (llamado también cambiur). El periostio es rico en nervios y vasos, participa en la nutrición y el crecimiento del espesor del hueso.
Membrana que rodea las partes de los huesos no cubiertas por los cartílagos. Tiene dos capas:
1.Capa externa: fibrosa, compuesta de tejido conectivo denso e irregular que contiene vasos sanguíneos, vasos linfáticos y nervios.
2.Capa interna u osteogénica: contiene fibras elásticas, vasos sanguíneos y diferentes tipos de células óseas.

Las verduras milenarias de Kioto se presentan en pacio de la Quinta del Duque de Arcos en Madrid

Las verduras milenarias de Kioto se presentan por todo lo alto en España

Kamonasu, mibuna, kujo... Nombres fabulosos para denominar unos vegetales exóticos y cuidados con mimo en la prefectura japonesa. Hoy aterrizan en Madrid y te los descubrimos

Tiempo de lectura: 5'
Foto: El chef Youji Satake, ayer en Madrid.
El chef Youji Satake, ayer en Madrid.
Primero fue el Palacio de Versalles, le siguió el Topkapi, el Petrovsky y hasta el Museo del Vaticano. Y ahora, hoy mismo, le toca el turno al Palacio de la Quinta del Duque del Arco, en el madrileño Monte de El Pardo. Es el lugar elegido para realizar la presentación oficial en España de las verduras tradicionales de Kioto.
Hablamos de unas verduras únicas en el mundo, sencillamente exquisitas, y que nada tienen que ver (ni siquiera se parecen externamente y mucho menos en sabor) con las que conocemos. Youji Satake es kiotense de pura cepa y chef ejecutivo de Takeshigero, perteneciente a Minokichi, restaurante que se inauguró hace más de 300 años, en 1716, y que desde entonces regenta su familia. Estos días está en Madrid para preparar el banquete de gala que hará los honores de introducir estos manjares vegetales en nuestro país. Junto a él ha viajado el Sr. Nakagawa, presidente de las Cooperativas Agrarias de Kioto.
Sr. Nakagawa, presidente de Cooperativas Agrarias de Kioto.
Sr. Nakagawa, presidente de Cooperativas Agrarias de Kioto.
Hemos hablado con ellos y nos han explicado el tipo de alimento ante el que estamos. Como indica el Sr. Nakagawa, "hace 1.200 años en Kioto tenían verduras y arroces para el consumo familiar, pero entonces el emperador empezó a vivir allí y las verduras se empezaron a cultivar para él y para la nobleza, por lo que desde esa época se vende verdura en la zona. Kioto es un sitio turístico desde antiguo, venían de todo Japón a la ciudad que habitaba el emperador, compraban las semillas de las verduras kiotenses y se las llevaban. Desde Kioto han llegado a todo Japón esas semillas milenarias. Pero como la tierra y las condiciones no son las mismas, las verduras tampoco han conseguido ese nivel de calidad fuera de la ciudad. Kioto es un valle rodeado de montaña, allí había mucha población y consecuentemente muchos restos orgánicos, por lo que la tierra era muy buena. Además, hay mucha humedad y no corre el viento, por lo que la verdura es muy blanda, porque si hay viento tienen que hacer fuerza para estar de pie y allí ocurre lo contrario, por lo que son blandas y muy ricas".
"Las verduras de Kioto son las que más cuesta cultivar, en cuanto a tiempo y a esfuerzo de todo tipo", Sr. Nakagawa
¿Alguna característica más que las haga especiales? Sin duda. Como apunta el Sr. Nakagawa, "las verduras de Kioto no crecen más de 15 centímetros por debajo de la tierra para no verse contaminadas. Y para no utilizar pesticidas se colocan telas protectoras para evitar a los insectos. Se dedican tres años a eliminar la hierba (sin utilizar herbicidas) y a preparar la tierra. Es con seguridad la verdura que más cuesta cultivar, de tiempo y de esfuerzo de todo tipo".

Verduras de auténtico lujo

Estos vegetales (denominados kyoyasay) no se venden en supermercados. Según el presidente, "solo se encuentran en tiendas de lujo. Les damos la categoría que tienen. Un kamonasu, por ejemplo, cuesta unos 15 euros". Al mostrárnoslo le decimos que se parece a nuestra berenjena, pero al momento explica que "tiene más de 1.000 años, no tiene nada que ver con una berenjena nueva. Su hoja tiene muchos pinchos y su sabor es completamente diferente. El kujo es como un ajo tierno, pero estos últimos tienen más parte blanca. Como en Kioto no hay viento lo hunden muy poco bajo tierra y crecen en perpendicular, por lo que prácticamente todo el tallo es verde y permanece erguido". Otras verduras autóctonas son kyomizuna, kyomibuna o fushimi (pequeños pimientos verdes dulces).
Verduras tradicionales de Kioto.
Verduras tradicionales de Kioto.
El chef Youji Satake trata las kyoyasay con mimo en las cocinas, consciente de su valor. Con ellas ha preparado un menú exquisito y delicado en su presentación en España. Algunos de sus numerosos entrantes son: tortilla japonesa con kujo y nigiri de pimientos de manganji amato. En cuanto al primer plato, será un pescado a la plancha con tres salsas (dashi de algas kombu y bonito seco, langostinos y tomate), pimientos de manganji amato y fushimi, mibuna y mizuna aliñadas, langostinos y aceitunas. Como platos principales: entrecot de Kioto con salsa dashi de algas y bonito seco con un toque de wasabi; kamo, carne guisada de Kioto con patatas cocidas, kujo y tomate cherry. Los postres, un surtido de dulces japoneses entre los que encontramos gelatina yokan de té verde de Uji, cubitos de gelatina agar transparente y matcha o ñame caramelizado con sésamo negro.
"El caldo dashi es lo que distingue a la japonesa del resto de cocinas, lo que marca la diferencia", Satake
Para el chef Satake, "cuando Kioto fue la capital empezó todo. En la cocina kiotense destaca el dashi, el tipo de caldo que se utiliza allí, una reducción con atún ahumado seco y alga kobu. El dashi es lo que distingue la cocina típica japonesa (llamada washoku) del resto de cocinas, es lo que marca la diferencia".
Pimientos fushimi.
Pimientos fushimi.
Como apunta el chef, "estas verduras que presentamos son de lujo y a nivel particular no se suelen utilizar de forma habitual. Sí para celebraciones en días especiales. El kamonasu, por ejemplo, a diferencia de la berenjena española, es más duro por dentro, su textura es distinta, la piel también se puede comer y su sabor es muy bueno. Todas estas verduras combinan muy bien con aceite, algo que va a gustar a los españoles, le da muy buen sabor; se fríen y después las dejamos en el caldo y queda una sopa de verduras fantástica".
Le preguntamos alguna pista más para introducirnos en la cocina de Kioto, qué platos debemos conocer en primer lugar. "Para que lo entienda una persona que no conoce Japón, la forma más sencilla de explicarlo es diciendo que es una cocina que utiliza productos exclusivos de Kioto, no solo la verdura, también la carne y el resto de alimentos. Allí no hay, como en España, primer plato, principal y postre. Todo gira alrededor del arroz. Tienes tu cuenco de arroz y tu cuenco de sopa de miso y a partir de ahí es ver qué productos combinan mejor con el arroz: unas verduras y un complemento de carne y de pescado, alternados. Pero siempre formando un menú equilibrado. Y, algo importante, el plato debe quedar siempre vistoso".

Propiedades de las baya de Goji del Himalaya

Algunos de los beneficios y propiedades que se le atribuyen al consumo regular de bayas de goji son:
  • Protege del envejecimiento prematuro a través de su acción antioxidante, protegiéndonos del ataque constante de los radicales libres y mejorando la resistencia a las enfermedades aumentando la respuesta inmune.
  • Aumenta tu energía y fuerza y te hace sentir más jóven. El Goji estimula la liberación por la glándula pituitaria de la hormona del crecimiento humano cuyos beneficios incluyen la reducción de grasa corporal, mejorar el sueño, mejorar la memoria, la curación acelerada, recuperación de la libido y una apariencia más joven.
  • Reduce el riesgo de cáncer. Las bayas goji contienen el mineral germanio y sus antioxidantes y polisacáridos únicos pueden detener las mutaciones que pueden conducir al cáncer. Existen diversos estudios en este sentido.
  • Reduce el colesterol. Goji contiene beta-sitosterol, que se ha demostrado que reduce los niveles de colesterol.
  • Mejora la función sexual y trata la disfunción sexual, aumentando la libido tanto en hombres como en mujeres.
  • Ayuda a adelgazar. Los polisacáridos de las bayas de Goji reducen el peso corporal mediante el aumento de la conversión de los alimentos en energía en vez de grasa.
  • Mejora la visión y la salud ocular. Las bayas goji son capaces de reducir el tiempo necesario para que la visión para adaptate a la oscuridad. Sus carotenoides también pueden proteger contra la degeneración macular y las cataratas.
  • Desintoxica el hígado.
  • Apoyan una función renal normal.
Se dice que el consumo habitual de bayas goji mejora nuestra actitud al encontrarnos más alegres. De hecho en asia es conocida como la baya feliz 🙂

¿Qué son los cuidados paliativos?


El objetivo de los cuidados paliativos es ayudar a las personas con una enfermedad grave a sentirse mejor. Estos previenen o tratan los síntomas y efectos secundarios de la enfermedad y los tratamientos. Con los cuidados paliativos, también se tratan problemas emocionales, sociales, prácticos y espirituales que la enfermedad plantea. Cuando las personas se sienten mejor en estas áreas, tienen una mejor calidad de vida.
Los cuidados paliativos pueden brindarse al mismo tiempo que los tratamientos destinados para curar o tratar la enfermedad. Los cuidados paliativos se pueden dar cuando se diagnostica la enfermedad, durante todo el tratamiento, durante el seguimiento y al final de la vida.
Los cuidados paliativos se les pueden ofrecer a personas con enfermedades tales como:
  • Cáncer
  • Enfermedad cardíaca
  • Enfermedades pulmonares
  • Insuficiencia renal
  • Demencia
  • VIH/SIDA
  • ELA (esclerosis lateral amiotrófica)
Mientras reciben cuidados paliativos, las personas pueden permanecer bajo el cuidado de su proveedor regular y todavía recibir tratamiento por sus enfermedades.

¿Quién brinda los cuidados paliativos?

Cualquier proveedor de atención médica puede brindar cuidados paliativos. Pero algunos proveedores se especializan en ellos. Los cuidados paliativos los puede brindar:
  • Un equipo de médicos
  • Enfermeros y enfermeros especializados
  • Asistentes físicos
  • Nutricionistas certificados
  • Trabajadores sociales
  • Psicólogos
  • Masajistas terapeutas
  • Capellanes
Los cuidados paliativos los pueden ofrecer los hospitales, las agencias de atención médica domiciliaria, las clínicas de oncología y las clínicas de atención a largo plazo. El proveedor o el hospital puede darle los nombres de especialistas en cuidados paliativos cercanos a usted.

La diferencia entre cuidados paliativos y atención para pacientes terminales

Tanto los cuidados paliativos como la atención para pacientes terminales brindan bienestar. Pero los cuidados paliativos pueden empezar en el momento del diagnóstico y al mismo tiempo que el tratamiento. La atención para pacientes terminales comienza después de que se suspende el tratamiento de la enfermedad y cuando es claro que la persona no va a sobrevivir a ella.
La atención para pacientes terminales se ofrece normalmente solo cuando se espera que la persona viva 6 meses o menos.

Lo que incluyen los cuidados paliativos

Una enfermedad grave afecta más que simplemente el cuerpo. Afecta todos los ámbitos de la vida de una persona y de la vida de los miembros de la familia. Los cuidados paliativos pueden abordar estos efectos de la enfermedad de la persona.
Problemas físicos. Algunos síntomas o efectos secundarios incluyen:
Los tratamientos pueden incluir:
  • Medicamentos
  • Orientación nutricional
  • Fisioterapia
  • Terapia ocupacional
  • Terapias integradoras
Problemas emocionales, sociales y de afrontamiento. Los pacientes y la familia enfrentan estrés durante una enfermedad que puede provocar miedo, ansiedad, desesperanza o depresión. Los miembros de la familia pueden responsabilizarse de brindar los cuidados, incluso si también tienen trabajos u otros deberes.
Los tratamientos pueden incluir:
  • Asesoramiento
  • Grupos de apoyo
  • Reuniones familiares
  • Remisiones a profesionales en salud mental
Problemas prácticos. Algunos de los problemas planteados por una enfermedad son de carácter práctico, tales como problemas de dinero o laborales, inquietudes sobre el seguro y asuntos legales. Un equipo de cuidados paliativos puede:
  • Explicar los formularios médicos complejos o ayudar a las familias a entender las opciones de tratamiento
  • Proporcionar o remitir a las familias a asesoría financiera
  • Ayudarlo a conectarse con recursos de transporte y de alojamiento
Asuntos espirituales. Cuando las personas son retadas por una enfermedad, pueden buscarle un sentido o cuestionar su fe. Un equipo de cuidados paliativos puede ayudar a los pacientes y a sus familias a explorar sus creencias y valores para que puedan acercarse a la aceptación y la paz.

Infórmese más

Coméntele al médico lo que más le molesta y lo que más le preocupa. Dígale al médico lo que es importante para usted. Dele al médico una copia de su testamento o el poder para asistencia médica.
Pregúntele al médico qué servicios de cuidados paliativos están disponibles para usted. Los cuidados paliativos casi siempre están cubiertos por el seguro médico, incluidos Medicare o Medicaid. Si no tiene un seguro médico, hable con un trabajador social o el asesor financiero del hospital.
Conozca sus opciones. Lea acerca de los documentos de voluntades anticipadas, decidir respecto al tratamiento que prolonga la vida y elegir no tener CPR (órdenes de no reanimar).

Nombres alternativos

Cuidados paliativos; Final de la vida - cuidados paliativos; Hospital para enfermos terminales - cuidados paliativos

Referencias

House SA. Palliative and end-of-life care. In: Kellerman RD, Bope ET, eds. Conn's Current Therapy 2018. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:41-46.
Oxenham D. Palliative care and pain. In: Walker BR, Colledge NR, Ralston SH, Penman ID, eds. Davidson's Principles and Practice of Medicine. 22nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Churchill Livingstone; 2014:chap 12.
Rakel RE, Trinh TH. Care of the dying patient. In: Rakel RE, Rakel DP, eds. Textbook of Family Medicine. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 5.
Schaefer KG, Abrahm JL, Wolfe J. Palliative care. In: Hoffman R, Benz EJ, Silberstein LE, et al, eds. Hematology: Basic Principles and Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 92.

Ultima revisión 1/14/2018

Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Clinical Associate Professor, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

"Tu zonas de éxito" un libro de autoayuda imprescindible de Ramón Palmeral







 "Tus zonas de éxito" libro de autoayuda, de Ramón Palmeral
 Enlazar para comprar:

https://www.amazon.es/zonas-%C3%A9xito-Ramon-Fernandez-Palmeral/dp/1365610500

 Este no es un libro más de autoayuda,  sino una autobiografía personal de éxitos y fracasos. En realidad es un tratado de sofrología. Contiene 100 artículos que se pueden leer individualmente. Una forma amena de aprender a tener éxito en la vida. La palabra éxito no es sinónima de felicidad ni de tranquilidad. Es un concepto de la sociedad de consumo que creemos que el éxito es poder tener todo lo que se te antoje. Todo en el hombre es mental y relativo según en la sociedad en la que vivas. Por ejemplo para un haitiano, las personas más pobres del mundo, es comer cada día, o tener un techo donde dormir o zapatos. Si lo logra ese día será para él un día exitoso. Para un indio es tener la suerte de que una vaca sagrada entre en tu tienda de verduras y se coma una lechuga. Aprenderás a no cometer errores graves en tus comportamientos sociales.
Tras cuatro operaciones de rodilla con una prótesis infectada, actualmente vivo feliz con una artrofesis.

"Es un libro mejor que "El  monje que vendió y Ferrari"
Un lector en Facebook

Síntomas de la ansiedad, miedos. Hablar en público.

¿Cuáles son los síntomas físicos de la ansiedad? Conocer y preparando al organismo para afrontar el supuesto peligro, de manera que podemos sentir:

Sensación de nerviosismo e inquietud

Normalmente inexplicable pues no se sabe bien porque ocurre pero sí notamos qué nuestro cuerpo empieza a sentirse más agitado debido a que el cuerpo libera adrenalina y noradrenalina en las situaciones de peligro. Recordad siempre como se siente nuestro cuerpo ante un susto.

Taquicardia

Dado que el cuerpo ha aumentado la frecuencia y la fuerza de los latidos del corazón, con el objetivo de que puedas atacar o huir de la situación que está provocando dicho estado de ansiedad. [No pasa absolutamente nada porque sintamos taquicardia cuando estamos en un acto público y no van a llamar para, por ejemplo, hablar en público, o recitar, o dar una conferencia. No nos va a pasar nada porque el corazón se acelere a 120 pm, lo que enemos que hacer es respirar con frecuencia. es un miedo inexistente por falta seseguridad, una vez que salimos al estranos se nos quita. El mejor remedio es el entrenamiento de salir muchas veces al estrado. Si siempre te pasa debes acudir al medico para que te recete un ansiolítico].
La taquicardia es un sintoma fisico de la ansiedad

Mareo

La tensión de los músculos, más concretamente de la zona de las cervicales disminuye el aporte de sangre a la cabeza, y por eso podemos sentir mareo.

Opresión en el pecho

Causado por la tensión de los músculos que rodean la parte de los pulmones, por tener más oxígeno del necesario.

Falta de aire

Porque tu cuerpo respira más cantidad de aire y más deprisa, al tener más oxigeno en sangre hace qué notes muchas de las sensaciones internas que estamos explicando, y la sensación sea de falta de aire aunque normalmente lo que ocurre es todo lo contrario, tenemos un exceso de oxígeno, es lo que se conoce como hiperventilación.

Sudoración, calor, sofocos y escalofríos

Debido a que aumenta la temperatura en las zonas corporales más vitales a la vez que se activa el mecanismo del sudor.

Naúseas y molestias digestivas

Son efectos normales que provoca la misma activación del organismo en el sistema digestivo.

Tensión y rigidez muscular

Este síntoma de ansiedad es causado por la tensión muscular excesiva.

Cansancio y agotamiento

A veces incluso, después de haber dormido un número de horas suficientes despertarnos con la sensación de que estamos enormente cansados/as, debido a mantener los músculos tensos durante mucho tiempo.

Hormigueo en brazos y piernas

Este síntoma suele ser común aunque más desconocido y causa sensación de extrañeza en quienes aparece, no asociándolo normalmente a la ansiedad. Sin embargo, el hormigueo aparece cuando tenemos ansiedad porque al activarse la zona de alarma, el cuerpo dispone de mayor cantidad de sangre en los lugares donde puede ser más necesaria, dejando el resto del cuerpo con un riego menor, al tratarse de un mecanismo de supervivencia; de este modo, si fueses herido serías menos propenso a desangrarte.

Síntomas relacionados con la hiperventilación

La hiperventilación antes mencionada, o los efectos de respirar demasiado rápido, lo que hace que exista más oxígeno en la sangre, porque tomamos más oxígeno del que gastamos, puede provocar sensaciones internas muy desagradables como puede ser visión borrosa, sensación de irrealidad, sensación de atragantamiento, etc. y contribuir al origen y mantenimiento de los síntomas anteriormente mencionados.
Aunque las sensaciones en nuestro cuerpo al hiperventilar son muy angustiosas para quienes la padecen, es una reacción normal de nuestro organismo cuando se activa la zona de alarma y que algunas personas pueden sentir cuando hacen ejercicio físico.
Si el peligro fuese real y tuviésemos que salir corriendo, el exceso de oxígeno lo gastaríamos y no tendríamos las sensaciones de la hiperventilación, pero como se trata de una activación ante una situación no real, nuestro cuerpo tiene un exceso de oxígeno innecesario, pero hay que tener en cuenta, que la hiperventilación no supone ningún peligro, y es fácilmente controlable si aprendemos a controlar nuestra respiración. Aspecto al que dedicamos un artículo dentro del apartado de técnicas para controlar la ansiedad mediante la respiración diafragmática.

Otros síntomas de ansiedad físicos

Otras señales físicas relacionadas con la ansiedad que pueden aparecer como consecuencia de la activación de la zona de alarma, son la sensación de mareo e inestabilidad, el famoso “nudo” en el estómago, y los temblores de manos y pies. Si la ansiedad es muy alta pueden aparecer alteraciones en el sueño, alteraciones en la alimentación y la respuesta sexual.
Recordar que no todas las personas tienen los mismos sintomas de ansiedad, ni éstos la misma intensidad en todos los casos. Cada persona según su predisposición biológica y/o psicológica, se muestra más vulnerable o susceptible a unos u otros síntomas.
Todos estos síntomas serían útiles si nos encontrásemos ante un peligro real, pues necesitaríamos activarnos, defendernos, huir, correr, etc. pero si hemos activado nuestra zona de alarma con nuestras preocupaciones, el cerebro no puede distinguir entre un peligro real o imaginario, e igualmente prepara al organismo. Si somos capaces de comprender este mecanismo, y no nos asustamos con los síntomas descritos, si no lo tomamos como algo “normal” ante las preocupaciones, estaremos dando el primer paso para superar la ansiedad. Ahora bien, si interpretamos estas sensaciones como peligrosas, se activará aún más la zona de alarma, y por tanto, los síntomas irán aumentando, el miedo también y cada vez tendremos más ansiedad.
Terminamos con un video que resume graficamente todo lo expuesto en este artículo de los sintomas de ansiedad relacionados con nuestro cuerpo.
No te asustes de la ansiedad, compréndela, manéjala y poco a poco desaparecerá !!

Síntomas psicológicos de la ansiedad

Los síntomas psicológicos de la ansiedad generan un gran desconcierto en la persona que la padece no encontrando explicación a porque puede sentirse. Incluso la persona se plantea ¿Me estaré volviendo loco/a? La respuesta es un rotundo NO. Nadie enloquece de ansiedad, solo basta comprenderla y empezar a manejarla para que sus síntomas comiencen, al menos, a disminuir.

Angustia intensa

Normalmente te sientes más preocupado/a por todo de lo habitual, aspectos que con anterioridad no te angustiaban ahora comienzan a hacerlo. ¿Por qué ocurre esto? Siempre explico que al tener activada la zona de alarma es más fácil sentirse angustiado/a por la mayor parte de las cosas que ocurren a nuestro alrededor.
Para que podáis entenderlo, es como si tuviéramos conectada una alarma para protegernos de los robos, la alarma se avería y comienza a sonar cada vez que pasa un vecino. Cuando estamos ansiosos ocurre igual, al tener encendida la zona de alarma, nos preocupamos por aspectos sin importancia, por el simple hecho de que tenemos activada innecesariamente una zona de nuestro cerebro.

Agobio e inquietud

Nos agobia e inquieta sentir lo que está experimentando nuestro organismo y lo que pensamos sobre nuestra capacidad de enfrentarnos a dicha situación. Nos agobiamos y aparecen pensamientos del tipo “estoy harto/a”, “no aguanto más”, “no soy capaz”, “siempre igual”, etc. Agobiarse por padecer estos síntomas es totalmente normal, pero solo aumentará la sintomatología.
Suele ser frecuente que llevemos mucho tiempo padeciendo ansiedad tirando la toalla al respecto y pensando que la ansiedad forma parte de mi vida. En este artículo sobre como controlar la ansiedad podéis leer una serie de recomendaciones que os pueden ayudar a combatirla.
Ni el agobio, ni rendirse a la ansiedad nos va a ayudar a sentirnos mejor. Plantéate cambiar los pensamientos de agobio, cambia “estoy harto/a” por “no puedo rendirme”, quizás no puedo cambiar como me siento pero siempre puedo hacer algo para sentirme mejor. La técnica de las autoinstrucciones positivas y autoafirmaciones puede resultar eficaz para cambiar nuestro diálogo interno negativo y dejar de sentirnos tan agobiados/as para poder comenzar a disminuir la sintomatología.

Inseguridad


La ansiedad reduce la confianza en sí mismo/a al sentir cosas que en otros momentos posiblemente no has sentido. Al sentirse ansioso piensas que no puedes realizar las actividades que antes hacías con normalidad, poco a poco, puedes ir dejando de realizar actividades gratificantes, o a no intentar hacer aquellas cosas que pueden resultarte difíciles.
Saber que uno es capaz de llevar una vida normal pese a la ansiedad, resulta vital, la ansiedad te incomoda, te hace sentir muy mal, pero no te incapacita, solo tienes que pensar en la cantidad de cosas que eres capaz de hacer a pesar de sufrir este trastorno.
Para volver a sentir seguridad en uno/a mismo/a es recomendable poco a poco, retomar actividades, proponernos metas, no evitar situaciones, etc. La seguridad se recupera sintiendo que eres capaz de realizar aquello que te propongas, siempre comenzando por objetivos pequeños hasta alcanzar metas mayores.

Bloqueos mentales

La persona percibe como olvida las cosas con facilidad, o no recuerda aspectos sencillos de su vida cotidiana. Este es uno de los síntomas psicológicos de la ansiedad que, aunque común, suele causar mucha angustia en quienes aparece, confundiéndoles con la posibilidad de estar padeciendo una demencia o algún otro tipo de trastorno psicológico.
Sin embargo, cuando nuestra memoria está ocupada en preocupaciones y rumiaciones constantes, es lógico, que no tenga un hueco para las cosas básicas del día a día.
Utilizamos la capacidad de recordar a diario casi sin darnos cuenta y apenas cuidarnos ese aspecto, aunque no seamos conscientes de ello, la memoria necesita sentirse relajada y concentrada para funcionar correctamente, en el momento que aparece la angustia, la memoria se enlentece y comienza a fallar.
De ahí la importancia de la técnica de los pensamientos positivos donde un cambio de actitud puede ser crucial para disminuir los síntomas de ansiedad.

Miedo a volverse loco

Debes tener en cuenta que las personas que padecen trastornos mentales graves, no experimentan temor a volverse loco/a ya que han perdido la capacidad de darse cuenta de que no están bien y consideran que se hallan en un estado completamente normal.
El simple hecho de que la persona se plantee ¿Me estoy volviendo loco/a? es un síntoma de que la persona no padece ningún trastorno mental grave, porque de ser así no te darías cuenta.
Es imposible que te conviertas en un demente como consecuencia de la ansiedad, se sufre mucho pero no puede provocar una enfermedad mental.

Parecido al temor a volverse loco/a, está la sensación de ir a perder el control de uno/a mismo/a, creer que vas a gritar o realizar algún tipo de comportamiento inadecuado.
El propio estado de falta de seguridad que aparece tras la ansiedad, lleva a una especie de inseguridad con respecto a uno/a mismo, es como si no nos fiáramos de nosotros/as mismos/as. Resultando común pero muy angustioso para quienes lo experimentan, que aparezca el pensamiento de poder “hacer daño a alguien” normalmente pensamos en los seres queridos y cercanos.
La persona se siente tan mal sin encontrar a veces explicaciones a lo que le ocurre con una gran inseguridad que les hace sentir y pensar este tipo de situaciones. Tranquilizarse y sentir este tipo de pensamientos como propios de la ansiedad resulta vital para quienes lo experimentan, saber que no ocurrirá nada, dejar pasar estos pensamientos y concentrarse en disminuir la ansiedad resultará primordial en estas situaciones.

Miedo y ganas de huir

Buscar la forma de ponerse “a salvo” de lo que piensas que puede ocurrir, no ir a determinados lugares, frecuentar urgencias para que evalúen los síntomas por temor a que pueda ser una señal de una enfermedad grave, tomar más medicación ansiolítica, intentar no realizar ninguna actividad física por temor a sentirte más activado/a incluso temer tomar cafeína o chocolate, al ser sustancias estimulantes.
Gran parte de los síntomas psíquicos de ansiedad tienen su origen en la dificultad para pensar de la forma habitual, es la forma en que funciona nuestra mente cuando afrontamos una situación de peligro real. Resultando útil cuando existe la necesidad de huir o atacar pero totalmente desbordante cuando no existe ningún peligro real.

Otros síntomas de ansiedad psíquicos a tener en cuenta

  • Pensamientos automáticos negativos de manera persistente: Los pensamientos se repiten, te dicen que las cosas no van bien, que puedes pensar que está enfermo/a, llegando incluso a tener miedo a morir.
  • Sensación constante de que puede ocurrir algo malo, sensación de vacío, de extrañeza o despersonalización sintiéndose como si estuviera fuera de la situación.
  • Dificultad para tomar decisiones ya que las capacidades mentales se resienten, apareciendo con frecuencia dificultades para mantener la atención y concentración lo que favorece la distraibilidad y los problemas de memoria.
Estos síntomas son los descritos con más frecuencia por las personas que padecen ansiedad aunque pueden aparecer otros.
La clave está en no asustarse y en la puesta en marcha de todas las estrategias que mejoren mi ansiedad


 Tomado del portal "Vivir sin ansidad"

Sumisión, dependencia, agradar ¿Es posible cambiar?

La personalidad sumisa o dependiente: ¿Es posible cambiar?






Qué significa ser sumiso

La sumisión significa literalmente “someter la propia voluntad a la del otro, al que situamos en una escala superior a nosotros mismos”. Es un término que suele asociarse a subordinación y acatamiento [militares, policías, religiosos, empleados, hijos ante los padres]. Pese a ser un patrón que puede manifestarse en ambos sexos, históricamente se ha asociado con la mujer. La sociedad patriarcal y los modelos de relación imperantes, han favorecido las relaciones de subordinación de éstas, frente a sus parejas, mostrando la mujer, una mayor proporción a la tendencia sumisa.
Silenciar la propia voz y situarse a merced del otro, acarrea desgaste y sufrimiento, y está, muy vinculado, a formas de relación donde impera la dependencia emocional y las relaciones de tipo vejatorio.

Características de una persona sumisa

  • Las personas sumisas se caracterizan por su entrega y dedicación a los demás, a quienes consideran prioritarios en sus vidas. Son personas, entregadas y sufridoras que encuentran su sentido o valía, en ofrecer ayuda al otro. Su vida está basada en la entrega genuina, llegando a renunciar a sus propios sueños por dedicarse enteramente a los demás.
  • Muestran serias dificultades para establecer límites con respecto al otro, presentando problemas en hacer valer sus derechos, ya que consideran que sus necesidades, no cuentan como las de los demás.
  • Sienten la necesidad de ser aceptados y aprobados por todo el mundo, otorgando mucha importancia a la valoración externa, de ahí, que rara vez, expresen su malestar y se presenten al mundo como personas generosas, afables, éticas y honradas.
  • Su sentimiento de inferioridad con respeto a los demás, junto a su amplia tolerancia a la frustración, les lleva a soportar cosas que otro, por pura supervivencia no haría.
  • Suelen atribuirse la culpa de todo cuanto acontece, resultándoles difícil defenderse ya que ante la amenaza se vuelven vulnerables.
  • Evitan tomar el control de su propia vida puesto que “no se creen capaces”.
  • Su incapacidad para expresar enfado o cualquier emoción negativa, les lleva a reprimir emociones que con el tiempo les hace “explotar” y buscar vías de escape como la somatización.Huir constantemente.
  • No se respetan a sí mismas y presentan serias dificultades en su autoestima, siendo ésta, prácticamente inexistente. Baja autoestima. Poco egoismo.
  • Su tono de voz suele ser bajo y muestran serias dificultades para mantener el contacto ocular.
  • Establecen relación de pareja con personalidades explotadoras como podría ser el sujeto narcisista o antisocial, que carecen de escrúpulos y empatía, haciendo un uso y abuso de la persona con la que establecen “vinculación”. Es habitual que estas personalidades se vean expuestas a relaciones vejatorias y de maltrato.

Efectos de comportarse de forma sumisa en nuestra vida

Las personalidades sumisas sufren, aguantan el dolor y reprimen la emoción, esto, mantenido en el tiempo, les puede llevar al agotamiento físico y mental. La persona se queda literalmente “sin fuerzas” para continuar.
Son frecuentes las sensaciones de desesperanza, la sensación de no valía, inutilidad o incapacidad, los estados depresivos y la apatía.  En los  casos más graves, aparecen ideaciones autolíticas e incluso la ejecución de la misma.  También manifiestan trastornos de ansiedad e hipervigilancia, así como, frecuentes somatizaciones debido al mantenimiento de las emociones negativas que se manifiestan en  trastornos gastrointestinales, úlceras, reacciones cutáneas y distintas vías de manifestación corporal. Recibir la ayuda adecuada es muy importante.

Cómo superar la sumisión

Es importante saber que estas personas necesitan ayuda terapéutica por parte de un profesional cualificado que les brinde el apoyo que merecen. La persona debe saber que se trata de un tratamiento lento pero totalmente necesario. Algunas de los puntos a tener presente para superar las actitudes de sumisión son:
  1. Que la persona aprenda a situarse como primera opción en su vida, aprendiendo a ser más egoístas y centrándose en su recuperación.
  2. Trabajo a nivel de autoestima, como aprender a amarse, a conocerse, a aceptarse y a quererse serán aspectos vitales para avanzar en el tratamiento.
  3. Trabajo en asertividad, como aprender a poner límites, a decir que no, a conocer los propios derechos y a manifestarlos.[Hay que aprende a decir NO. A discutir. Por lo general la mujer rehueye el debate]
  4. Trabajo a nivel cognitivo, donde básicamente se trabajan los  esquemas de funcionamiento, sobretodo, los que hacen referencia a la vinculación con los demás. Aprender que amor no es igual a sufrimiento. [A veces si te despeiden de un trabajo, te hacen un favor]
  5. Trabajo a nivel de pensamientos automáticos: qué cosas me digo y qué hago con ello. Aprender a derrotar un pensamiento tóxico y substituirlo por otros más funcionales. [Uno de de decir que nada es terrible. Ser opotimista es cuetión de proponerselo]
  6. Recuperar un círculo social, que hagan alguna actividad, que se relacionen socialmente. [Son muy buenos los grupos poéticos, artísticos, festividades, misas, comunidad...]
  7. Recuperar la sensación de autovalia: buscar una motivación que les haga sentir productivos y centrarse en ello. [Yú vales y te lo ha de ceer, algo tendrás sobresaliente]
  8. Darse refuerzo positivo. Premiarse por los logros y ser muy conscientes de ello. [Vanagloriarse, ser orgulloso no es pecado, es necesario para la autoestima]
Debes saber que requiere de un compromiso contigo mismo y que con la motivación necesaria se puede superar.
[El comportamiento de cura, es la exposición, no rehuir, aguantar lo rezonable]

¿Quienes son las más bebedores de vino, mundiales?

Te sorprenderás con los consumos de vinos por país

Te sorprenderás con los consumos de vinos por país Con las navidades ya pasadas y con bastantes concesiones hechas llega el momento de plantearse cuál es el siguiente paso en nuestras vidas. Para muchos empieza por bajar los kilos que se han cogido durante las fiestas por el hecho los excesos se han prolongado durante bastantes semanas.
Uno de los aspectos que tenemos que tener en cuenta para perder kilos es que de nada sirve ir al gimnasio si luego en las comidas ganas lo que pierdes. Desde un punto de visto nutricional la dieta lo es todo para adelgazar, y esto es algo difícil de asumir, pues hay alimentos que se convierten en básicos en nuestro día a día y que no nos favorecen para nada.
Siempre está el típico amigo o amiga que comenta que no puede vivir sin tomarse una onza (o eso dicen) de chocolate puro, y esto no es malo pues el chocolate estimula el metabolismo además de ser afrodisíaco. Pero cuando el chocolate puro se convierte en chocolate con leche, con lacasitos o cualquier cosa que no sea cacao de una pureza de más de un 75%, ganamos todo lo perdido.
Lo mismo pasa con el alcohol, un tema que para muchos es tabú en el sentido de que no van a dejar de tomarse una cerveza o una copa de vino a pesar de estar a dieta. El alcohol es una de las sustancias enemigas de la dieta por ser kilocalorías vacías, es decir, que no nos aportan nada al organismo más que una pequeña intoxicación que nos desinhibe.
El vino y la cerveza son alcoholes que si que nos aportan nutrientes, y en concreto el vino es un alcohol que en su justa medida es bueno para la salud por sus efectos antioxidantes. En el artículo de hoy vamos a hablar de vino, y en concreto de cuáles son los países que más vino consumen, así como de la posición de España en este sentido.
Y aquí hay que tener en cuenta que el sector vinícola es un sector muy importante en nuestro país que engolba a diferentes industrias que lo complementan. Es el caso del sector del vidrio, importante ya que para disfrutar de un buen vino se necesita una buena copa. En opinión de muchos expertos unas copas de calidad para disfrutar del vino son las que fabrica Export Cave

España no es el país que más vino consume, pero estamos ahí

Sorprendente la mitad de la producción mundial de vino del mundo está dividida en cuatro países, mientras que cinco países se beben la mayor parte. Los países que más vino produce son Italia, Francia, España y Estados Unidos, que en 2017 lideraron la producción mundial de este caldo divino.
Si nos ponemos a mirar las estadística de cuáles son los países que más vino producen encontramos a El Vaticano con una nada despreciable cantidad de cincuenta y cuatro litros de vino por persona al año. Pero no nos tenemos que ir muy lejos para ver a otros consumidores principales como Italia, Francia y Estados Unidos, destacando la aparición de Alemania y China.
España no queda mal parado, ya que somos el séptimo país que más vinos consumen. Lo cierto es que España es un país que lidera la exportación, ya que en 2017 se vendieron 22,8 millones de hectolitros según el Observatorio Español de los Mercados del Vino. Y aquí hay que tener en cuenta que en 2017 se produjeron 850 millones de hectolítros de vino, alrededor de un 8,4% menos que el año anterior. La OIV atribuye la cifra a las condiciones meteorológicas desfavorables que afectaron a la producción especialmente en Europa. Italia se coloca como el principal productor de vino del mundo. Proporcionalmente, el mayor descenso entre los principales productores se dio en España (un 19,8% menos) y el mayor aumento, en Argentina (25,5% más).
Pero si en lugar del volumen se mide el importe de esas exportaciones, Francia e Italia ganan en ingresos. Porque el vino español se vende mucho, pero muy barato: España vende a 1,25 euros el litro; los franceses, a unos seis euros de media; los italianos, a 2,78 euros. Alemania, Reino Unido y Estados Unidos son los principales importadores en volumen de vino y gasto.
Si en lugar del volumen total de vino consumido se tiene en cuenta el tamaño del país, Estados Unidos no es tan aficionado a los caldos como parece. Ahí hay un claro vencedor en ingesta por habitante, Portugal ocupa el primer puesto mundial. Los portugueses, con sus más de 51 litros por persona y año doblan a los españoles, con 25.

Modelo de machote hispano: Ignacio Sánchez Megías muerto en la plaza de Manzanares 13-08-1934



andrés amorósActualizado:04/05/2014 18:34h1 El País
Noticias relacionadas
El «Llanto por Ignacio Sánchez Mejías» de García Lorca ha hecho famoso, en el mundo entero, este nombre. Creen algunos, incluso, que Federico lo inventó. Naturalmente, no es así. Ignacio fue un personaje fascinante: matador de toros, mecenas de la generación del 27, autor dramático, conferenciante en Nueva York, crítico de sus propias corridas, Presidente del Betis y de la Cruz Roja sevillana... Los que le conocieron insisten en su enorme atractivo personal: «todo un hombre», me han dicho Pepín Bello y Alfredito Corrochano, sus grandes amigos. No fue un efebo sino un hombre corpulento, que tenía notable éxito con las mujeres. Su vida sentimental se centra en tres: Lola, Encarna y Marcela. El 27 de septiembre de 1915, en Sevilla, Ignacio Sánchez Mejías se casa con Lola Gómez Ortega, hermana de los «Gallos». Tiene entonces 25 años y está aprendiendo el oficio, como banderillero, junto a «Joselito»; para él, su maestro, su modelo, casi un dios. (Es patética la famosa fotografía de Baldomero en que se le ve, en Talavera, en 1920, con el rostro apoyado en la mano, como un pensieroso, junto al cadáver de José).
Con Lola, Ignacio tiene dos hijos, Ignacio -que también fue torero- y María Teresa. Lola era gitana, bailaba con gracia, estaba muy enamorada de él... pero se le fue quedando atrás cuando el diestro amplió sus inquietudes culturales. No existía divorcio en España. Lola ocultaba su dolor con admirable dignidad. Me contaba Alfredito -que pasó temporadas en Pino Montano, la finca sevillana donde vivía el matrimonio- que, a veces, de noche, el dolor de sus numerosas cornadas le impedía dormir a Ignacio: Lola bajaba de su habitación y le aplicaba pomadas calmantes...
A partir de 1925, vive Ignacio su gran amor con Encarnación López Júlvez, «la Argentinita», la gran revolucionaria del baile español, al que logra dar prestigio internacional. (Un psicólogo debe considerar curioso que ella había tenido, antes, una cierta relación sentimental con «Joselito», el modelo de Ignacio). Encarna es gran amiga de Lorca: él la acompaña al piano en la grabación de las «Canciones populares antiguas» que ha reunido: «El café de Chinitas», «Los mozos de Monleón», «Los cuatro muleros», «Las morillas de Jaén»... Federico, Encarna e Ignacio forman un trío de amigos. Ignacio pasa temporadas en Madrid, la visita en el piso de la calle General Arrando donde, hasta hace poco, ha vivido Pilar López, la hermana de Encarna: allí he visto yo retratos de él...
En 1933, Ignacio y Encarna crean la Compañía de Bailes Españoles, que estrena un espectáculo ambicioso, «Las calles de Cádiz», con texto de «Jiménez Chávarri» (el propio torero), música de Falla y decorados de Ontañón. Pilar López me resumió el efecto que causó en el público madrileño: «¡Se armó la de San Quintín!». Pero Ignacio seguía teniendo éxito con las mujeres. Me contó Rafael Martínez Nadal, el gran amigo de Federico, que, si el diestro iniciaba algún coqueteo, Federico, puritano, le reñía, en nombre de su amiga Encarna...
Menos conocida es la historia de Marcelita: Marcelle Auclair, una hispanista francesa, que había pasado su infancia en Chile y se casa, en 1926, con el escritor Jean Prévost (se divorcia de él en 1939). En los años sesenta, publica una biografía de Santa Teresa de Jesús y un par de libros sobre la felicidad, además de fundar la revista «Marie Claire». En febrero de 1933, Marcelle, que tiene 34 años, visita Madrid. Lorca le recomienda que conozca a Ignacio, «el andaluz por excelencia». Él es 9 años mayor que ella. Se conocen en casa de Jorge Guillén, en la lectura que hace Federico, a un grupo de amigos, de «Bodas de sangre».
Años después, ella lo recuerda en su libro «Enfances et mort de García Lorca»: «Se sentó a mi lado. No decía nada. Me miraba. Yo le miraba. Los dos, mudos, heridos en lo vivo. Yo estaba allí, en mi silla, y él me miraba. Sus manos temblaban. La idea de marcharme, al día siguiente, se me había hecho insoportable... Acabada la lectura, nos encontramos en la calle, Ignacio y yo, con los otros amigos, que no se atrevían a dejarnos. Federico gruñía: "¡Qué barbaridad!” Pasamos toda la noche, parándonos de vez en cuando en algún café. Ignacio sólo bebió agua pero recitó poemas de Góngora, más ardientes que todos los licores». También, una preciosa canción popular asturiana, que he podido localizar: «¡Ay, amor! Si la nieve resbala por el sendero, ¿qué haré yo?».
Al final de la noche, fueron a dar a un baile popular, en La Bombilla. Allí, bailaron juntos, al son de «La verbena de la Paloma»: «Al primer paso de baile que dí, Ignacio me paró en seco y, poniendo sus grandes manos sobre mis hombros, me dijo: ”Aquí, soy yo el que mando”».
Federico vivió esto -según su expresión- como «un dramón»: «Conozco de sobra a Ignacio para saber que, esta vez, es grave. Ella tiene un marido e hijos. Él, a "la Argentinita”. Si llega a pasar lo que preveo, Encarna los mata a los dos». Vuelve Marcelle a París, creyendo que la relación ha terminado. Pero Ignacio se presenta allí, en su casa y se encuentra con el marido: «La declaración de guerra, entre los dos, fue muda pero brutal». Luego, esa tarde, la lleva a escuchar a unos gitanos: «Único contacto físico: un beso, en el taxi, que ha durado de Étoile a Montrouge. Quedamos en vernos al día siguiente».
Pero un capricho del Destino lo impide. En Sevilla, el administrador de los Bienvenida asesina a Rafaelito, el menor de los hermanos, que tenía 15 años y estaba con su amigo, Joselito Sánchez Mejías, el hijo de Ignacio, en casa de éste. El juez llama a declarar al torero, que tiene que volver precipitadamente. Y la escritora francesa se asusta, recordando las palabras de su marido: «Hay sangre entre ese hombre y tú».
En el verano de 1934, Marcela está en Santander, en los cursos de la Universidad Internacional. El 5 de agosto, asiste, con sus amigos, a la corrida en la que torea Ignacio, que ha vuelto a los ruedos: «Lleva un traje azul y oro, su perfil de "sombrío Minotauro” tiene una gravedad hierática. Emana de él una fuerza tranquila que nos da seguridad».
Ignacio la descubre, en el tendido, al dar la vuelta al ruedo. Esa noche, la llama por teléfono: «Me quedan tres contratos: mañana, en La Coruña; el 10, en Huesca; el 12, en Pontevedra. Cumplido eso, dejo definitivamente de torear».
¿Lo pensaba de verdad o sólo intentaba tranquilizarla? ¿Quería verla de nuevo? No lo sabemos. Seis días después, el 11 de agosto, Ignacio sufre una grave cornada, en Manzanares: muere en Madrid, dos días más tarde. En Santander, Federico le entrega a Marcelita (así la llamaba) un cartón en el que ha pegado, con la ingenuidad de un niño, varios recortes y fotografías de Ignacio. Luego, le dedicará un ejemplar de su gran poema: «A mi querida amiga Marcelle. Este recuerdo de nuestro inolvidable amigo. Con un abrazo de Federico García Lorca».
No hacía falta más. El poeta había vivido de cerca su historia de amor. Gracias al «Llanto», Ignacio Sánchez Mejías no ha muerto del todo. Y, hasta el final de sus días, en 1983, Marcelita guarda en su corazón el recuerdo de aquella despedida, en la Estación de Orsay: siempre le quedó París. Y una noche de amor, en una verbena madrileña.