DERMATITIS ATÓPICA ¿Qué se debe hacer?

TENGO UN/A NIÑO/A CON DERMATITIS ATÓPICA. ¿QUÉ DEBO HACER?

¿Qué es la dermatitis atópica?
El eczema o dermatitis atópica es una enfermedad de la piel que aparece en niños y adultos con una piel especialmente sensible. Es una alteración crónica (es decir, que puede durar años), lo que a menudo significa que el niño tendrá épocas mejores o peores, dependiente del clima, la época del año, el estado de hidratación de su piel...
La contaminación -especialmente en las ciudades-, la higiene excesiva con uso de jabones, la dureza del agua, etc., son factores que pueden influir en la aparición y en los brotes de esta enfermedad.
¿Cuáles son las causas de la dermatitis atópica?
Se acepta que la dermatitis atópica tiene un gran componente genético, es decir, que hay una alteración en la composición normal de la piel que se hereda dentro de la familia. En las familias con niños con dermatitis atópica es frecuente encontrar miembros (padre, madre, hermanos, tíos...) con antecedentes de alergias, que han sufrido esta enfermedad, o bien bronquitis asmática o rinoconjuntivitis alérgica.
¿Deberían practicarse pruebas de alergia?
No suelen estar indicadas. En algunos casos especiales (p. ej. si el niño no muestra otras manifestaciones asociadas -asma, rinitis o conjuntivitis alérgica, diarreas-) podrían practicarse. Sólo en niños pequeños con dermatitis atópica importante, en los que puede ser necesario descartar alergia a ciertos alimentos como el huevo o la leche de vaca podrían solicitarse. Su especialista le orientará adecuadamente en caso necesario.
¿Se cura la dermatitis atópica?
Es frecuente que el niño mejore mucho o se cure antes de llegar a la pubertad, pero esto no es siempre así y tampoco puede predecirse de forma fiable.
¿Qué tengo que saber respecto a su higiene corporal?
En niños pequeños, el baño debe ser corto y usando agua caliente-tibia, sin hacer uso de jabones. Es preferible utilizar aceites de baño infantiles, que proporcionan hidratación y protección a su piel. No debemos usar esponjas ni frotar la piel; el agua y las manos del cuidador (padre, madre, abuelo...) son suficientes.
En niños mayores, es preferible la ducha al baño, y deben usarse jabones de tipos "syndet" (es decir, "sin detergentes"). En algunos casos más graves se puede recurrir al baño, añadiendo aceites de baño -como en niños pequeños- o copos de avena coloïdal; en este último caso, el niño debe permanecer entre 10 y 15 minutos dentro de la bañera.
Para secarse, las toallas o albornoces deben ser de algodón y no haber sido tratados con suavizantes durante su lavado. Es mejor secar simplemente por contacto, es decir, sin frotar la piel del niño para no irritarla.
Cuando el niño salga de la bañera o de la ducha, y tras secarlo levemente (con la piel levemente húmeda), puede aplicarse una loción o una crema hidratante en todo el cuerpo. Son preferibles las cremas que no contengan  perfumes ni conservantes.
Su médico o farmacéutico puede aconsejarle cuáles pueden ser los productos más adecuados.
Hay alguna medida ambiental que pueda ayudar a mejorar al niño?
Las temperaturas extremas no son buenas. Se recomienda mantener una temperatura ambiental en casa de entre 20 y 22 grados. Temperaturas superiores pueden aumentar la irritación y el picor del niño. Especialmente  durante el invierno, una época en la cual el niño con dermatitis atòpica suele estar peor,  las calefacciones  reducen la humedad ambiental; por lo que puede ser aconsejable el uso de humificadores  (siempre y cuando se mantengan limpios). Debería reducirse la intensidad de la calefacción al mínimo o desconectarlas durante la noche.
Dentro de lo posible, deberían evitarse los siguientes factores:
  • Alfombras, libros, muebles, juguetes de ropa, ositos de terciopelo, colchones antiguos, ropa de cama con plumas, pósters, y en general, cualquier cosa que pueda retener polvo, ya que la presencia de ácaros en el polvo doméstico puede empeorar la piel del niño. La habitación del niño debe ser ventilada a diario durante 10-15 minutos, y si da el sol un rato dentro de la habitación, mejor todavía.
  •  Animales domésticos (si el niño muestra signos de empeoramiento cuando está con ellos).
¿Puede ir a la piscina?
Excepto en casos graves de dermatitis atópica, la piscina no representa ningún problema. Sí que es cierto que el agua de la piscina es bastante irritante para un niño con dermatitis atópica. Aun así, un buen enjuague en la ducha posterior y la aplicación inmediata de una crema hidratante pueden contrarrestar estos efectos indeseables de las piscinas. En caso de brotes más graves de eczema, puede ser necesario interrumpir temporalmente la actividad.
¿Son beneficiosos el sol y los baños con agua del mar?
El sol puede mejorar los síntomas de la dermatitis atópica, pero debido a sus efectos perjudiciales sobre la piel, no se puede recomendar sistemáticamente. En cambio, los baños en agua de mar sí son beneficiosos. Debe recomendarse una protección solar adecuada, con cremas solares pediátricas con un índice de protección superior a 40 (aplicar siempre 20-30 minutos antes de la exposición y repetir la aplicación tras cada baño y cada 60-90 minutos), evitar las horas centrales del día (de 11 a 16 horas), mantener una buena hidratación del niño con agua o zumos, y recordar que las sombrillas, la ropa y las gorras o viseras son también elementos de protección imprescindibles.
Los niños menores de 3 años no deberían tomar el sol.
¿Debe seguir alguna dieta especial?
No. Sólo si el niño es alérgico a ciertos alimentos, deben evitarse.
¿Qué ropa debe llevar?
Deben evitarse la lana y ciertas fibras sintéticas. Se recomienda el uso de algodón, incluyendo la de cama. Al lavar la ropa, se aconseja realizar un enjuagado adicional con agua  -para eliminar residuos de detergentes- y evitar los suavizantes en exceso.
El médico le ha recetado cremas con corticoides (cortisona) u otros medicamentos para  mejorarle el eccema: ¿Resulta imprescindible utilizarlas?
En ocasiones,  una higiene adecuada  y una estricta hidratación cutánea pueden no ser suficientes. En estos casos, hará falta el uso de medicamentos, como por ejemplo cremas con cortisona y otros principios activos. No hay ninguna razón para tener miedo a estos medicamentos (siempre que se utilicen de forma adecuada y   responsable atendiendo las instrucciones del médico. En general, son productos seguros que suelen utilizarse  de forma intermitente, y que se dejan de aplicar al curar el eczema. Debe confiarse en las recomendaciones del pediatra o dermatólogo.
El médico le ha recetado antihistamínicos: ¿Debe tomarlos necesariamente?
El tratamiento con antihistamínicos orales se recomienda en  la dermatitis atópica cuando el niño presentra un picor intenso, se rasca muy y está irritable. En general, se toman durante periodos cortos de tiempo y de forma intermitente. Debería seguir las instrucciones de su médico.

Beneficios y propiedades quesos de cabra, sistema inmunilógico, Probióticos.

Beneficios y propiedades del queso de cabra


queso de cabra
El queso de cabra es un excelente y sabroso alimento que nos acompaña desde la antigüedad y que ofrece importantes beneficios para nuestra salud por su bajo contenido en grasas y su gran aporte de calcio, proteínas y vitaminas.
Si el queso es una opción ideal en nuestra dieta por su alto contenido nutricional, el queso de cabra, por sus especiales propiedades, es aún mejor opción frente a los quesos de vaca.De hecho, su consumo se está popularizando cada vez más en países donde predominaban tradicionalmente los quesos elaborados con leche de vaca y esto es debido, además de por su excepcional sabor, a sus importantes ventajas. 


Propiedades del queso de cabra

Los principales beneficios del queso de cabra que ponemos destacar son:

botella de leche
Es más fácil de digerir.La leche de cabra contiene menos lactosa, caseína y partículas grasas que la leche de vaca, por eso se digiere mejor y es más adecuada para personas con intolerancias y problemas gástricos. Esto también la hace ideal para para los niños y de hecho, tras la leche materna, la de cabra es la mejor alternativa por ser la más similar en su estructura y la más equilibrada.

nutrientesAlto contenido de nutrientes.El queso de cabra es una buena fuente de vitamina A, vitamina D, vitamina K, riboflavina, potasio, fósforo, hierro, niacina y tiamina. Contiene bajos niveles de sodio y proporciona mayor aporte de calcio y proteínas que los quesos de vaca. Este elevado aporte nutricional hace del queso de cabra un alimento ideal para prevenir la osteoporosis, la anemia, la presión arterial y los problemas respiratorios, pues genera menos mucosas. Para los niños constituye un sano complemento a su alimentación y les ayuda a crecer fuertes y desarrollar su cerebro.

corazón sano
Es más bajo en calorías, colesterol y grasa: puesto que la leche de cabra tiene menos partículas grasas que la leche de vaca, el queso de cabra es también más ligero. Así pues, aporta menos calorías y grasas saturadas (aproximadamente un tercio menos), con lo que es una opción ideal para dietas bajas en grasa y colesterol, así como para prevenir diabetes y enfermedades cardiovasculares.

probioticos
Contiene probióticos y menos hormonas. Podemos encontrar en los quesos de cabra altos niveles de probióticos, que mejoran la flora intestinal y el sistema inmunológico, además de aumentar la capacidad de absorber el calcio y sintetizar la vitamina B. Por otra parte, se suelen encontrar menores niveles de aditivos y hormonas que en los quesos elaborados con leche de vaca.

Uno de los quesos de cabra más famosos es el queso payoyo, que se elabora con leche de cabra payoya, raza típica de la sierra de Grazalema. Es un queso muy reconocido, al haber obtenido el premio Cincho de oro y Medalla de Plata “WORLD CHEESE AWARDS”  en 2011, así como medalla de Bronce en los “WORLD CHEESE AWARDS 2013-2014”. Otros quesos de cabra destacados son el Camerano de La Rioja, el Garrotxa catalán, el Majorero canario o el francés Sainte Maure de Touraine.

Ahora que conoces todos los beneficios del queso de cabra, ya tienes aún más razones para consumirlos; son sanos y deliciosos… ¿a qué esperas? ¿Te apetece probar nuestro pack de quesos de cabra?
iconos by flaticon

Post Relacionados
  • Beneficios y propiedades del queso de oveja
  • Tipos de quesos españoles que puedes encontrar
  •  
  • ................
  •  

    En general es bastante buen alimento

  • Ayuda a prevenir el eczema en la juventud
  • Aumenta la capacidad de digerir la comida
  • Puede ayudar a reducir la intolerancia a la lactosa
  • Reduce la incidencia de la infección por hongos, vaginitis y candidiasis
  • Aumenta la capacidad de asimilar los nutrientes de los alimentos
  • Alivia  muchos trastornos digestivos comunes
  • Aumenta la capacidad de sintetizar la vitamina B

La combinación de alimentos una forma sana de adelgazar. Buenas digestiones.


LA COMBINACIÓN DE LOS ALIMENTOS
 
 
Una alimentación sencilla se digiere mejor. El aparato digestivo «reconoce» los alimentos cuando no están demasiado mezclados entre si y forma los jugos digestivos adecuados a cada uno de ellos. Las enzimas o sustancias que actúan en la digestión de los nutrientes son diferentes para las frutas o las verduras, los cereales o los frutos secos, los lácteos o las legumbres.
 
En su estado natural los animales llevan una alimentación sencilla y no mezclan “varios platos” en la misma comida. Lo mismo ocurre con los niños pequeños, cuando se les presenta una arroz con “tropiezos” prefieren eliminar los tropiezos que sobran y comen sólo el arroz. Una comida sencilla, es mucho más fácil de digerir y asimilar que otra con muchas mezclas.
 
Las transformaciones que sufren los alimentos en el estómago e intestino, durante la digestión, son producidas por un grupo de sustancias o agentes químicos llamados enzimas que van en los jugos digestivos. Estas sustancias sólo actúan en condiciones favorables. Si las condiciones cambian no actúan bien y surge la fermentación y putrefacción de los nutrientes, y posterior intoxicación del organismo.
 
Cada una de las enzimas que intervienen en la digestión tienen su efecto sobre una clase de alimentos. Unas digieren los almidones, otras las proteínas y unas terceras las grasas. El reconocido fisiólogo ruso Pavlov demostró que cada tipo de alimento, da lugar a una actividad particular en las glándulas digestivas. La capacidad de acción del jugo gástrico varía de acuerdo con los alimentos que se consumen. Se forma un jugo ácido, con la carne, o casi neutro, con poco ácido clorhídrico con el pan, es decir varía su pH.
 
El aparato digestivo forma siempre las enzimas adecuadas para la digestión del alimento, como ya lo hemos dicho. Cuando comemos pan, el jugo digestivo formado es el adecuado para el pan, y cuando comemos queso, el aparato digestivo «reconoce» este alimento formando otro jugo digestivo diferente y adecuado a su digestión. Cuando los mezclamos, especialmente en grandes cantidades, no hay un buen «reconocimiento» ni una formación adecua da de jugos digestivos, con la consecuente mala digestión y la fermentación y putrefacción de la comida.
 
Las mezclas de los alimentos concentrados o de más costosa y larga digestión: pan, cereales, leche y sus derivados, legumbres, frutos secos, huevos, y por supuesto las carnes y los pescados, en la misma comida, dan lugar a una mala digestión. La fermentación y la putrefacción de sus componentes da lugar a sustancias tóxicas, que al ser absorbidas perjudican a todo el organismo. Esta es una de las causas más importantes de enfermedades. Igualmente ocasionan un sinnúmero de trastornos digestivos, que intentamos sean aliviados con bicarbonato, medicamentos antiácidos, y otros fármacos. Dañamos de esta manera el estómago y el intestino y luego los intentamos aliviar.
 
SIN MUCHAS MEZCLAS

Para evitar estos problemas aconsejamos una comida sencilla, sin muchas mezclas. Es mejor comer un poco más de lo mismo que añadir otros platos diferentes que traben la digestión.
 
Si mezclamos arroz con queso, legumbres con carne, frutos secos con leche, pan con legumbres, cereales con leche, huevos con queso, pescado con carne,.... provocamos una mala digestión. Ello no ocurre con los alimentos de más fácil digestión: verduras, hortalizas o frutas. Además, las mezclas de alimentos concentrados son mucho más perjudiciales cuando los ingerimos en grandes cantidades.
 
Es recomendable que comamos lo que nos alimenta sin muchas mezclas. Al mismo tiempo podemos comer lo mismo en forma más compatible, teniendo en cuenta que algunas mezclas son más recomendables que otras. Estamos hablando de asociaciones de alimentos, de combinaciones correctas o compatibilidad de alimentos que faciliten la digestión de lo ingerido.
 
Como regla general podemos elegir sólo un alimento concentrado en cada comida, y si añadimos otro diferente, siempre en muy pequeñas cantidades. Si comemos una ensalada y unas verduras añadimos unas patatas, al otro día pan, arroz o cereales, al siguiente unas pastas italianas o frutos secos, alguna vez unas legumbres o huevo.
 
Vamos a ver a continuación un pequeño estudio de las combinaciones de alimentos más perjudiciales para la digestión. Por ser un tema delicado recomendamos ir poco a poco. Por delante de las combinaciones correctas hay otros consejos a tener en cuenta: comer alimentos crudos (ensaladas y frutas), no comer en exceso o sin hambre, eliminar embutidos, conservas, fritos, etc., masticar e insalivar bien los alimentos, no utilizar condimentos fuertes,...
Las combinaciones correctas ayudan a mejorar la digestión de los alimentos, pero no es bueno que nos rompamos la cabeza pensando si se puede mezclar la lechuga con el tomate.
 
Para muchas personas será suficiente la información que aparece seguidamente sobre las combinaciones menos aconsejables.
 
COMBINACIÓN ÁCIDO CON ALMIDÓN

Los alimentos más ricos en almidón son: los tubérculos (patata, boniato, batata), los cereales (trigo, arroz, cebada, centeno, maíz...), las raíces (zanahoria, remolacha, nabo, ...), la castaña y la calabaza.
 
El almidón de estos alimentos se digiere por una enzima secretada en las glándulas salivares, la ptialina o amilasa salivar. Ahora bien, el contacto con cualquier sustancia ácida impide la acción de esta sustancia. Los ácidos de los tomates, naranjas, limones, pomelos, manzanas ácidas, piña, ... son suficientes para impedir una buena acción de la ptialina salivar, ya no digamos los ácidos más fuertes del vinagre, bebidas alcohólicas, tomate frito, ...
 
Cuando acompañamos los alimentos ricos en almidón con una sustancia ácida no comienzan a digerirse bien en la boca. A pesar de todo continúa su digestión en el duodeno (primera porción de intestino delgado a la salida del estómago), bajo la acción de los jugos del páncreas. Pero cuando no se digiere en condiciones en los primeros tramos, difícilmente tendrá lugar su correcta digestión en los siguientes, y al cuerpo le resulta un gasto de energía extra. Cuanto más perfecto sea el trabajo en la boca más aliviada quedará la tarea del páncreas y mucho mejor será la digestión del almidón. Por ello no se aconseja unir en la misma comida almidones (patatas, pan, arroz y otros cereales, castañas, ...) con fruta ácida, vinagre, tomate frito,....
 
ALMIDÓN CON PROTEÍNA

Los alimentos más ricos en proteínas, de más a menos calidad son: los frutos secos (nueces, avellanas, almendras, pistachos, piñones, coco, pipas de girasol y calabaza, ...). No confundirlos con la fruta seca dulce (higos secos, uvas pasas, ciruelas pasas, dátiles) que como su propio gusto indica, son ricos en azúcares; los derivados de la leche (leche, yogur, queso, requesón), los huevos, y finalmente los pescados y las carnes. Igualmente los cereales y las legumbres contienen bastantes proteínas.
 
El investigador Chittenden demostró que el ácido clorhídrico libre, en un porcentaje de tan sólo el 0,003 % es suficiente para suspender la acción d e la ptialina o amilasa salivar sobre el almidón, y que un ligero aumento de esa acidez no sólo detiene esa acción sino que destruye la enzima. Los alimentos ricos en proteínas son digeridos por la pepsina del estómago pero esta reacción sólo puede llevarse a cabo en presencia de un medio ácido que es proporcionado por el ácido clorhídrico. Las condiciones de acidez requeridas para la digestión de las proteínas son las que impiden la acción de la saliva sobre los almidones.
 
El fisiólogo Stiles afirma que: «la ptialina es extremadamente sensible al ácido. Puesto que el jugo gástrico es muy ácido es obvio que la digestión salivar debe detenerse en el estómago». No siempre el jugo gástrico es ácido ya que cuando comemos los almidones solos o acompañados de verduras o grasas, y ésta es la mejor manera de comerlos, el jugo formado en el estómago es alcalino. En esas condiciones la ptialina o amilasa salivar trabaja de forma óptima en la digestión de los almidones.
 
Como vemos, las proteínas requieren un medio ácido para su digestión, mientras que los almidones, por el contrario, lo necesitan alcalino. Si comemos un alimento proteico (carne, pescado, huevo y queso, en especial) con un almidón (los de más difícil digestión son los cereales), se vierte enseguida un jugo gástrico para digerir la proteína, y debido a esa acidez la digestión del almidón queda inhibida de forma inmediata. La ptialina no puede actuar y surge la mala digestión. Ejemplos de esta mala combinación son sobre todo: pan, arroz o patatas con carne o pescado, bocadillo de queso; pan, galletas y cereales con leche, huevos fritos con pan, carne y pescado en la misma comida, ... Las combinaciones más suaves de este grupo son algo tolerables si los comemos en pequeñas cantidades: patatas y frutos secos, patatas con verduras y un poquito de queso, ....
 
ALMIDÓN CON AZÚCARES

La digestión del almidón comienza normalmente en la boca con la saliva y continúa, sí las condiciones son adecuadas, en el estómago durante algún tiempo. Los azúcares sólo se digieren en el intestino delgado. Cuando tomamos azúcares solos, pasan rápidamente del estómago al intestino. Si los tomamos con otros alimentos, permanecen en el estómago por algún tiempo, hasta que se completa la digestión del resto de los alimentos. Como los azúcares tienden a fermentar muy rápidamente en las condiciones de calor y humedad que existen en el estómago, ese tipo de espera casi garantiza su fermentación.
 
Las mermeladas, compotas, azúcares industriales (blanco, moreno o fructosa), la miel, añadidas al pan, galletas, pasteles, cereales,.. etc., producen fermentación. El pan relleno de pasas, dátiles, ciruelas pasas o higos, fermenta con mucha facilidad.
 
Se ha comprobado además que al ingerir azúcar con almidón se obstaculiza infaliblemente la digestión de este último.
 
Algo similar ocurre con la COMBINACIÓN PROTEÍNA CON AZÚCARES. El azúcar fermenta con facilidad esperando que las proteínas se digieran en el estómago y además frenan la formación de los jugos gástricos y la actividad del estómago.
 
GRASA CON PROTEÍNA

El profesor Mc. Leod dice: «Se ha demostrado que la grasa ejerce una marcada influencia inhibiendo la secreción del jugo gástrico. La presencia de grasa en los alimentos disminuye la secreción gástrica y frena la digestión de las proteínas. Las carnes grasas son de muy difícil digestión».
 
Los alimentos como la mantequilla, la nata, los aceites y las salsas con mucha grasa no deberían ser consumidas junto con frutos sec os (nueces, avellanas, almendras), quesos, huevos, carne y pescado.
 
Es bueno saber que las verduras en abundancia, especialmente crudas (ensaladas), contrarrestan los efectos negativos de la grasa.
 
PROTEÍNAS DIFERENTES

La unión de diferentes alimentos ricos en proteínas en la misma comida dificulta una buena digestión. Si en la misma comida introducimos: carne y queso, frutos secos y carne o pescado, huevos y pescado, huevos y leche, carne y pescado, queso y frutos secos,... etc ., aseguramos una mala digestión.
 
Al mezclar las proteínas sobrepasamos además con facilidad la necesidad en este elemento del organismo. El exceso de proteínas es perjudicial para el organismo, puede favorecer la obstrucción de los vasos sanguíneos y da lugar a sustancias muy tóxicas: urea, ácido úrico, etc...
 
Otra COMBINACIÓN importante a tener en cuenta es la de no mezclar FRUTA ÁCIDA CON FRUTA MUY DULCE en la misma comida. De lo contrario provocamos una fermentación y mala digestión ya que necesitan una digestión diferente. Por ejemplo higos secos con naranjas.
 
El MELÓN Y LA SANDÍA son alimentos que necesitan escasa digestión en el estómago y cuando los comemos solos pasan en pocos minutos al intestino. Cuando los ingerimos con otros alimentos son retenidos en el estómago, donde fermentan y dan gases. Cuando comemos melón con jamón, nos sienta mal el jamón y la mezcla, no el melón.
 

NO COMER POSTRES

 
Los postres se comen siempre después de las comidas, una vez que se ha comido hasta la saciedad, muy frecuentemente más de lo que uno realmente necesita. Los postres, que consisten normalmente en pasteles, tartas, natillas, helados, frutas dulces, etc., fermentan, forman gases y nos trastornan el estómago. Es mejor comerlos solos, a media tarde, con una infusión suave, por ejemplo.. 
 
Quiero poner aquí muy claro que el tema de las combinaciones alimenticias aun siendo un punto importante, se sitúa por detrás de otras recomendaciones alimenticias. Antes de conocer y practicar, al menos un poco de lo visto en este apartado, recomendamos hacer una comida sencilla, elegir alimentos vivos (frutas y verduras), comer despacio y en tranquilidad, sentarnos a la mesa olvidando las preocupaciones de la vida diaria, iniciar la comida con alimentos crudos, comer de la forma más consciente posible, elegir alimentos de buena calidad, eliminar los alimentos perjudiciales para la salud, descansar lo más posible después de comer, masticar y ensalivar bien los alimentos, no comer sin hambre, no comer en exceso levantándonos ligeros de la mesa,.., todas estas recomendaciones son más importantes que el hecho de respetar las compatibilidades.
 
Para aquellos que se inician en una alimentación sana es suficiente en un principio hacer una comida lo más sencilla posible, sin muchas mezclas de alimentos, eligiendo un alimento concentrado por vez y si elegimos dos diferentes, uno de ellos en poca cantidad. Recordando siempre que es mejor comer dos platos que siete platos, el postre, la copa y el puro. Esto último es garantía de mala digestión, y de mala salud.
 
Debemos coger el tiempo suficiente para conocer y probar poco a poco las compatibilidades más importantes, sin prisas y sin exigirnos demasiado. El mismo cuerpo nos indicará la buena o mala asociación o combinación de alimentos. Cuando hacemos muchas mezclas y mal combinadas sufriremos con más frecuencia trastornos digestivos, gases intestinales, pesadez digestiva, etc...Es otra manera de aprender,...por exclusión.
 
Si queremos aprender todo de repente podemos correr el peligro de no entender nada y nos sentiremos mal por no llevar bien las combinaciones. Podemos, en un principio, intentar hacer una comida sencilla, en la que haya alimentos fáciles de digerir. Elegimos sólo un alimento concentrado en cada comida o como mucho dos, y uno de ellos en muy poca cantidad: pan, patatas, arroz y otros cereales, frutos secos, derivados de la leche (yogur, cuajada, queso fresco, requesón), huevos, legumbres,... La comida debe ser algo «ágil» y agradable, aunque en un principio nos cueste un poquito el cambio. No necesitamos sentirnos mal ni culpabilizarnos por no llevarlo mejor. Poco a poco recorremos el camino y «aprenderemos» no sólo lo que nos va bien, sino también algo tan importante como eso, la actitud ante la mesa. La mesa es un lugar de encuentro, un momento para compartir y agradecer; no de tragar y rellenar el “hueco” del estómago.
 
Cualquier cambio positivo, por pequeño que éste sea, será un paso de gran valor en camino de la salud y de la armonía. Mira donde te encuentras y recorre el camino sin mirar lo que te falta, ponte a caminar y no busques una disculpa para no hacerlo. Nunca te sientas culpable de no hacerlo perfecto, la perfección ideal no existe en nuestro planeta, está bien si haces lo mejor que puedes y sin engañarte.«Quien quiere cambiar busca los medios, quien no lo quiere busca una disculpa», dice el proverbio. No olvides que una mezcla excesiva de alimentos es mucho peor cuando comemos en exceso.
 
¡A comer!
 
Para saber más:
 
La Combinación de los Alimentos. H. M. Shelton. Editorial Obelisco
Alimentos para la Salud. Carmelo Bizkarra, María Ruiz. Zuhaizpe
 
 
PRÁCTICA DE UNA ALIMENTACIÓN SANA.
 
A continuación vemos un ejemplo sencillo para llevar una alimentación sana teniendo en cuenta las combinaciones de alimentos para mejorar la digestión. Puede ser una pequeña guía para comenzar a desarrollar la propia creatividad en la preparación de una alimentación equilibrada y rica.
 
Desayuno

Medio kilo de fruta fresca del tiempo, de una sola clase o un zumo. Y si queremos un poco de yogur o queso fresco tipo Burgos. En tiempo frío podemos añadir un infusión: menta poleo, manzanilla, hierbabuena, melisa, anís,...
 
Comida

Un primer plato de ensalada variada (lechuga, zanahoria, remolacha, pimiento, pepino, nabo, rábano, media docena de aceitunas negras, col finamente cortada, semillas germinadas, escarola, maíz tierno, guisantes, tomate bien maduro, aguacate). Si elegimos, para variar de un día a otro, cinco o seis de estos alimentos es suficiente, aliñado con un poco de aceite de oliva crudo, de primera presión y en frío, sin refinar, y un poquito de limón. Podemos sustituir el aceite por una salsa de aguacate u otra salsa suave.
Si queremos, sustituimos la ensalada por un zumo de zanahoria, zanahoria con manzana, apio con manzana, zanahoria con remolacha roja y manzana, zanahoria con pepino y manzana,...etc.
 
Un segundo plato de verduras con patata, arroz (otros cereales), calabaza, castañas, boniato, etc...
 
Cena

Tenemos dos alternativas sanas:
 
a)       Una ensalada variada de primero. Un segundo plato de verduras no demasiado cocidas enteras o en puré. Añadiendo un puñado de nueces, almendras, avellanas o cantidades equivalentes de frutos secos; o un derivado lácteo (yogur, cuajada, queso fresco, requesón) en las cantidades arriba citadas.
 
Ocasionalmente algún huevo acompañando a la verdura, pasado por agua, cocido o en tortilla (tortilla de calabacín, pimientos, espárragos, espinacas, perejil, puerros, guisantes, etc...). Cocemos la verdura antes de hacer la tortilla. Recomendamos no comer más de dos huevos a la semana.
De vez en cuando, para el que no quiera dejarlo, un poco de pescado o carne no grasa; cocidos, a la plancha o al horno con apenas aceite.
 
b)       Si no tienes mucha hambre, durante el verano, o cuando estás algo “delicado” puedes comer medio kilo de fruta fresca del tiempo o un poco más Es recomendable de una sola clase, o sin mezclar al menos, frutas ácidas con frutas muy dulces.
 
Añadimos, si queremos, uno o dos yogures o cuajadas, o un poco de queso fresco sin sal o requesón. Otra posibilidad es la de comer fruta ácida y acuosa (naranja, piña) acompañada de frutos secos (nueces, almendras, avellanas), o uno dos aguacates bien maduros. Esta comida fácil de digerir y a la vez muy energética, nos ayuda a recuperarnos de los excesos de la comida, tan frecuentes en estos tiempos.
 
Si nos conviene, alternamos y cambiamos la comida por la cena, no hay problema.

La leche de vaca no es buenha para la salud.

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando comes quesos?

458.221 lecturas
El queso esta hecho de leche de Vaca. Aquí te vamos a enumerar una serie de razones por las que veras que por muy apetecible que te resulte, estás comiendo veneno.
Procura evitarlos en todo lo posible.
¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando comes quesos?
1.- La Leche reduce el hierro en los niños pequeños. Es por esto que en 1993, la Academia Nacional de Pediatría de los Estados Unidos público un comunicado oficial expresando que en su opinión, ningún niño debería de beber leche animal antes de los 18 meses de edad. De igual manera, contribuye a la carencia de ácidos grasos esenciales y Vitamina E.
2.- La leche animal estimula al cuerpo a producir mucosidad. Es por esto que cuando se sufre de un resfriado los doctores recomiendan no tomar leche.
3.- La leche animal está llena de bacteria. Por lo tanto es un excelente medio para hacer que las bacterias crezcan en el cuerpo. Es por esto que los niños que no toman leche animal o productos lácteos de procedencia animal, no se enferman tan seguido, sufren de menos caries y de infecciones de oído. La pasteurización utilizada por la industria de la leche generalmente dura 15 segundos. Sin embargo, para que las bacterias malas de la leche se inactiven, es necesario que el proceso dure por lo menos 15 minutos.
4.- La Caseína, es una proteína presente en la leche y es utilizada para manufacturar pegamento, produce en un gran número de niños, que los tejidos blandos se hinchen. Estos tejidos blandos se encuentran comúnmente en la garganta, cavidades nasales y senos paranasales. Cuando estos se encuentran inflamados, se presentan dificultades para respirar.
5.- El beber y consumir productos lácteos está asociado con varias enfermedades como, diabetes, esclerosis múltiple, del corazón, de Chron, síndrome del intestino irritable y hasta cataratas.
6.-La leche contiene cantidades anormales de antibióticos ya que los granjeros se los inyectan a las vacas para evitar que estas cesen la producción de leche por enfermedades en las ubres. Este tipo de enfermedades son comunes en las manadas productoras de lácteos. Estas cantidades anormales de antibióticos contribuye a que las bacterias se hagan resistentes a ellos, haciendo que combatirlas sea más difícil cuando se trata de enfermedades más serias.
7.- La leche animal y productos derivados contienen cantidades excesivas de hormonas femeninas. El 80% de las vacas están embarazadas mientras son utilizadas para producir leche, lo cual naturalmente eleva los niveles de estas hormonas. Además, los granjeros inyectan a las vacas con hormonas sintéticas para incrementar la producción de leche. Estos altos niveles de hormonas femeninas en la cadena de alimentos han sido vinculados con problemas de salud en el mundo entero. Son también asociados con una pubertad precoz.
8.- La leche contiene grandes cantidades de grasa, la cual tapa las arterias incluso de las personas jóvenes.
9.- El azúcar en la leche (lactosa) es muy difícil de digerir ya que cuando una persona llega a la edad de dos años, los intestinos elaboran menos lactasa, una enzima necesaria para absorber y digerir la lactosa. Esta disminución en la producción de lactasa en los humanos sucede cuando ya no es necesaria la ingestión de leche materna para el crecimiento. Cuando consumimos leche o productos lácteos animales, es muy probable que la lactosa se fermente en los intestinos causando problemas digestivos como hinchazón, gases y otras dificultades serias.
10.- La leche animal contiene una perfecta combinación de minerales designados para ayudar a madurar al sistema digestivo de sus crías. Este sistema digestivo les permitirá digerir correctamente los nutrientes del pasto y hierbas. Las vacas cuentan con un estomago configurado por cuatro cámaras y regurgitan, mastican y tragan sus alimentos varias veces antes de digerirlos. Tienen un aparato digestivo muy diferente a los humanos y por lo tanto tienen diferentes necesidades. Cuando consumimos leche, estamos ingiriendo los minerales y químicos que las vacas necesitan en su sistema y como nuestras dietas son diferentes, estos químicos y minerales perturba nuestra digestión y afecta la absorción de los nutrientes presentes en nuestras dietas.
11.- La leche ocupa un lugar alto en la lista de productos causantes de alergias y sensibilidad. Se ha demostrado que afecta el comportamiento, sueño, concentración y incluso enuresis.
12.- La leche por si sola o cuando se combina con gluten (presente en los granos) se asocia con el autismo. Cuando se sospecha de alguien que padece el Síndrome de Intestino Permeable, se le recomienda una dieta libre de lácteos y gluten.
13.- Los niños discapacitados que sufren de problemas neurológicos tales como Autismo, Síndrome de Down, problemas de aprendizaje y lesiones cerebrales son especialmente vulnerables a los lácteos. Ciertas proteínas presentes en la leche animal, como la caseína y la del suero de leche aparentemente irritan el sistema nervioso de los humanos, provocando que estos problemas neurológicos se agraven en los niños. Es por eso que si no se toma leche o lácteos, los programas de rehabilitación producen mejores resultados, comparados con los que si los toman.
14.- Estudios han comprobado que el consumo de hormonas, colesterol y la grasa encontrada en la leche animal hace a que una persona sea más probable a desarrollar acné y arrugas en la piel.
15.- Personas de descendencia Asiática, Africana, Hispana o del Sur de Europa son especialmente vulnerables a los problemas asociados con el consumo de leche. Esto explica el por qué la mayoría de los países del mundo no toman leche.
16.- La leche es una de las sustancias que contienen mas dioxinas. Contrario a lo que se creía, las Dioxinas en la leche y los quesos son diez veces más propensas a producir cáncer. Durante el verano de 1999 la industria de la leche en Bruselas cerro por un mes debido a que la leche contenía 100 veces más los niveles recomendados de dioxina.
17.- La leche contiene sangre animal.
18.- La leche contiene Pus. Las reglas del departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) estipulan que la leche es anormal y no se debe de ingerir si contiene más de 200,000 células blancas muertas por mililitro. En el 2001, se examino la leche producida en 48 estados para determinar si cumplían con las normas de la FDA. Cada estado resulto sobrepasar los límites permitidos. Incluso mi propio estado, Florida, fue el peor. Tuvo un conteo de células de 548,000.
19.- La leche es asociada con el cáncer de próstata en los hombres. Los riesgos aumentan un 30% si se consumen de dos a tres porciones al día. Las mujeres que toman productos lácteos aumentan sus riesgos de contraer cáncer de ovario hasta en un 66%.
20.- El consumo de leche y los quesos se asocia con el Asma. Cuando los humanos consumen la proteína Caseína (utilizada para crear el pegamento que adhiere las etiquetas en las botellas de cerveza) producen histamina y después moco. Si los bronquios se llenan de esta sustancia se producen dificultades al respirar.
21.- Los niños que toman mucha leche y consumen mucho queso seguido carecen de Zinc.
22.- La leche es alta en colesterol, el cual produce enfermedades del corazón.
23.- Las historias asociadas el calcio y el consumo de leche es en su mayoría un mito creado por la industria de la leche, quien en su campañas de publicidad dicen que la leche de vaca contiene grandes cantidades de calcio. Estratégicamente también dicen que necesitamos calcio. Estas dos afirmaciones son ciertas, sin embargo, no dicen que el consumir leche nos provea de este calcio, esto es porque en realidad no sucede así. El calcio en la leche se combina con otros minerales, que se encuentran en cantidades excesivas en la leche animal, formando una molécula la mayoría de las veces muy grande para ser absorbida por el intestino humano. En áreas del mundo donde no se consume leche, las enfermedades asociadas con la falta de calcio son casi inexistentes. La osteoporosis y ateroesclerosis son muy raras en culturas donde el consumo de leche es limitado. De hecho, estudios recientes sugieren que la leche y el queso en realidad puedan ser los causantes de la osteoporosis ya que las altas cantidades de proteínas en los lácteos provocan que el calcio se separe de los huesos.
24.- La regulación de la presencia de Vitamina D en la leche, es muy mal regulada. Recientemente, se encontró que en 42 muestras solamente el 12% contaban con la cantidad prometida de vitamina D. también se han estudiado 10 muestras de formulas infantiles. 7 de ellas contenían el doble de cantidad de vitamina D anunciada. Una incluso tenía 4 veces más. La Vitamina D es toxica en cantidades de sobredosis.
25.- El tomar leche podría contribuir en la fractura de huesos. En un estudio de 78,000 mujeres hecho durante un periodo de 12 años, la leche no redujo el riesgo de fracturas. De hecho, las mujeres que tomaban leche tres veces al día tuvieron más fracturas que las que rara vez lo hacían. 26.- Otro factor importante es el colesterol. El riesgo de enfermedades cardiacas y de circulación. 8 onzas de leche equivalen a 14 piezas de tocino. Es esto lo que desea para usted o sus hijos? Es su opción. Un vaso de leche equivale a 35mg de colesterol. 4 piezas de tocino equivalen a 30 mg.
27.- Otros de los efectos asociados con el consumo de leche animal incluyen diarrea y estreñimiento, especialmente en los jóvenes.
28.- El consumo de leche animal puede también estar asociado con el Síndrome de Muerte Súbita Infantil y la enfermedad de Esclerosis lateral Amiotrofica (Enfermedad de Lou Gehrig).
29.- La leche es un buen conductor de veneno. Un estudio que reviso casos de envenenamiento en Inglaterra y Gales entre 1992 y 1996, 20 de estos casos estaban asociados con el consumo de leche y sus derivados.
30.- La composición química de la leche de vaca es absolutamente perfecta para nutrir a un ternero. Provee con los nutrientes exactos para hace que la vaca sea nutrida perfectamente y le ayuda a desarrollar su sistema digestivo e inmune. La leche humana es igual de perfecta para los bebes. Si le diéramos leche humana a un ternero, sufriría de mal nutrición y se enfermaría en muy poco tiempo. Claro está que cualquiera pensaría que hacer esto es algo ridículo. Sin embargo, Es esto mucho más ridículo que el alimentar a nuestros niños con leche y derivados no humanos?
Existen muchas otras alternativas a la leche animal. La leche de arroz y papa es excelente. En algunos países se puede encontrar leche de almendra, coco y plátano. En la mayoría de los supermercados se puede encontrar queso de vegetales, yogures alternativos y hasta helado de arroz.
Para los bebes, existen marcas de formulas con base de leches vegetales y son tan nutritivas y saludables como las que contienen base de leche animal.
Y por ultimo esta la dieta libre de leche. La mayoría del mundo no toma leche y obtienen calcio satisfactoriamente de otros alimentos. Almendras, amaranto, fríjol pinto y negro, brócoli, repollo, garbanzo, coliflor, berza, flor dientes de león, higos, avellanas, col verde, escarolas, puerro, melaza, ocra, aceitunas, cacahuates, perejil, pistachos, uva pasas, ajonjolí, espinacas, semillas de girasol, berros, son tan solo algunos de los alimentos que contienen cantidades considerables de calcio que nuestro organismo puede absorber y que podemos disfrutar.
Ecoportal.net
Barcelona Alternativa
http://barcelonalternativa.es/

Ictus cerebral, prevenciones

Algunos de los factores de riesgo tratables más importantes del ataque cerebral son:
  • Presión arterial alta, o hipertensión.
    La hipertensión es por lejos el factor de riesgo más poderoso del ataque cerebral. La hipertensión causa un aumento de dos a cuatro veces en el riesgo de tener un ataque cerebral antes de los  80 años.  Si su presión arterial es alta, usted y su médico necesitan crear una estrategia individual para reducirla al rango normal. Algunas maneras que funcionan: mantener el peso adecuado. Evitar los medicamentos que se sabe que aumentan la presión arterial. Comer correctamente: comer menos sal y comer frutas y verduras para aumentar el potasio en su dieta. Hacer más ejercicios. Su médico podría recetarle medicamentos que ayudan a disminuir la presión arterial. Controlar la presión arterial también ayudará a evitar la enfermedad cardíaca, diabetes, e insuficiencia renal.
  • Fumar cigarrillos.
    Fumar cigarrillos causa cerca del doble del aumento en el riesgo de ataque cerebral isquémico y hasta cuatro veces el aumento en el riesgo de ataque cerebral hemorrágico.  Ha sido vinculado con la acumulación de sustancias grasas (aterosclerosis) en la carótida, la arteria principal del cuello que abastece de sangre al cerebro. El bloqueo de esta arteria es la causa principal de ataque cerebral en los estadounidenses. Además, la nicotina aumenta la presión arterial; el monóxido de carbono del cigarrillo reduce la cantidad de oxígeno que su sangre puede transportar al cerebro; y el humo del cigarrillo espesa su sangre y la hace más propensa a la coagulación. Fumar también promueve la formación de aneurismas. Su médico puede recomendar programas y medicamentos que pueden ayudarle a dejar de fumar. Al dejar, a cualquier edad, usted también reduce su riesgo de tener enfermedad pulmonar, enfermedad cardíaca, y un número de cánceres, incluyendo el cáncer de pulmón.
  • Enfermedad cardíaca.
    Los trastornos cardíacos comunes como la enfermedad coronaria, defectos valvulares, latido cardíaco irregular (fibrilación auricular), y aumento de tamaño de una de las cámaras cardíacas pueden dar como resultado coágulos sanguíneos que pueden desprenderse y bloquear vasos dentro del cerebro o que van hacia él. La fibrilación auricular—más prevalente en personas mayores—es responsable de uno en cuatro accidentes cerebrovasculares después de los 80 años, y se asocia con mortalidad y discapacidad más altas. La enfermedad vascular más común es la aterosclerosis. La hipertensión promueve la aterosclerosis y causa daño mecánico a las paredes de los vasos sanguíneos. Su médico tratará su enfermedad cardíaca y también podría recetar medicamentos, como la aspirina, para ayudar a prevenir la formación de coágulos. Su médico podría recomendar la cirugía para limpiar una arteria del cuello tapada si usted presenta un perfil de riesgo particular. Si tiene más de 50 años, los científicos de NINDS consideran que usted y su médico deben tomar una decisión acerca de la terapia con aspirina. Un médico puede evaluar sus factores de riesgo y ayudarle a decidir si se beneficiará con la aspirina u otra terapia anticoagulante.
  • Signos de advertencia o antecedentes de TIA o ataque cerebral.
    Si tiene un TIA, obtenga ayuda de inmediato. Si previamente ha tenido un TIA o un ataque cerebral, su riesgo de tener un ataque cerebral es muchas veces mayor que alguien que no ha tenido ninguno. Muchas comunidades alientan a aquellos con los signos de advertencia del ataque cerebral que disquen 911 para solicitar asistencia médica de emergencia. Si ha tenido un ataque cerebral en el pasado, es importante que reduzca su riesgo de tener un segundo ataque cerebral. Su cerebro le ayuda a recuperarse de un ataque cerebral pidiéndole a las regiones cerebrales no afectadas que cumplan tarea doble. Esto significa que un segundo ataque cerebral puede ser el doble de malo.
  • Diabetes.
    En términos de ataque cerebral y enfermedad cardiovascular, tener diabetes es el equivalente a envejecer 15 años. Usted puede pensar que este trastorno afecta solamente la capacidad del cuerpo de usar el azúcar, o glucosa. Pero también causa cambios destructivos en los vasos sanguíneos de todo el cuerpo, incluso el cerebro. Además, si los niveles de glucosa sanguínea son altos en el momento de un ataque cerebral, entonces el daño cerebral es generalmente más severo y extenso que cuando la glucosa sanguínea está bien controlada. La hipertensión es común entre los diabéticos y es responsable de mucho del aumento del riesgo de tener un ataque cerebral. Tratar la diabetes puede retrasar el inicio de las complicaciones que aumentan el riesgo de tener un ataque cerebral.
  • Desequilibrio del colesterol.
    La lipoproteína de baja densidad del colesterol (LDL) transporta al colesterol (una sustancia grasa) a través de la sangre y la lleva a las células.  El LDL en exceso puede causar que se acumule el colesterol en los vasos sanguíneos, llevando a la aterosclerosis.  La aterosclerosis es la causa principal de estrechamiento de los vasos sanguíneos, llevando al ataque cardíaco y al ataque cerebral.
  • Inactividad física y obesidad.
    La obesidad y la inactividad están asociadas con la hipertensión, diabetes, y enfermedad cardíaca.  La proporción entre la circunferencia de la cintura respecto de la circunferencia de la cadera que sea igual o superior al valor medio de la población aumenta tres veces el riesgo de ataque cerebral isquémico.

Urticaria Crónica (UC),

10 cosas que deberías saber sobre la Urticaria Crónica

Muchos afectados de Urticaria Crónica (UC), cuando nos diagnostican la enfermedad, nos sentimos por un lado aliviados al saber que lo que nos ocurre tiene nombre, pero por otra parte se abre ante nosotros un mar de preguntas. Es posible que al principio nos sintamos muy desorientados e incomprendidos, y con el tiempo, y dependiendo de nuestra evolución, puede que nos vayan surgiendo nuevas dudas e inquietudes. Es por eso que desde la Asociación de Afectados de Urticaria Crónica (AAUC) damos tanta importancia a que los afectados estemos cuanto más informados mejor, porque de este modo nos sentiremos más seguros, sabremos a qué nos enfrentamos y a quién acudir.
questions640
De entre las cientos de preguntas que nos planteamos, 10 de las más frecuentes son las que respondemos a continuación.

1. ¿Es la Urticaria Crónica una alergia?

No. La UC no es una alergia. En algunos casos el origen puede ser autoinmune, por lo que se detectan anticuerpos que estimulan crónicamente los mastocitos que liberan histamina. En muchos otros casos no se identifica ninguna causa que la desencadene. +info

2. ¿Tiene cura?

Actualmente la Urticaria Crónica no tiene cura. Todos los tratamientos están orientados a paliar y controlar los síntomas. En un elevado porcentaje de casos los síntomas remiten espontáneamente antes de los 5 años. Pero en un 11% la prevalencia será mayor a 5 años. +info

3. ¿A quién debo acudir?

Ante cualquier duda sobre nuestro proceso, tratamiento, evolución, etc., acudiremos a nuestro dermatólogo/a, ya que es el especialista que conoce nuestro caso y que mejor podrá orientarnos. Es importante que confiemos en él/ella y le preguntemos absolutamente todas aquellas cuestiones sobre la urticaria crónica que nos preocupen.
Por otra parte, podemos encontrar apoyo, comprensión, más información, orientación, soporte y acompañamiento en asociaciones como la nuestra, en la que sus miembros somos afectados o familiares de afectados de UC.

4. ¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de la Urticaria Crónica es clínico. Es decir, se tienen en cuenta la historia clínica y los síntomas del paciente. Todas las pruebas que el especialista prescriba están orientadas a descartar otras patologías que pueden cursar con síntomas similares.

5. Me han diagnosticado Urticaria Crónica ¿Y ahora qué?

Una vez diagnosticado/a el especialista pauta un tratamiento. En los casos en los que el tratamiento es efectivo el dermatólogo/a hará un seguimiento. Pero si el tratamiento no resulta efectivo, el especialista nos indicará las opciones terapéuticas que considere más adecuadas.
En muchos afectados la enfermedad es difícil de controlar, por lo que tendremos que tener mucha paciencia, confiar en nuestro médico y si con el tiempo la mejoría no se produce y no nos ofrecen otras opciones terapéuticas, valorar la posibilidad de consultar a otro dermatólogo/a.
Además, será de gran utilidad, tanto para nosotros como para el especialista, que documentemos todos los cambios que observemos. Llevar un registro de los brotes, número de ronchas, grado de picor, limitaciones, etc., nos permitirá aportar al especialista información con la que podrá trabajar y valorar mejor nuestra evolución. +info
También es importante que conozcamos y nos informemos al máximo sobre la enfermedad y que tengamos el apoyo y comprensión de las personas de nuestro entorno, ya sean familiares, amigos u otros afectados.
La Urticaria Crónica no es una enfermedad mortal, pero afecta gravemente la calidad de vida de quienes la padecemos. Por eso es fundamental conocerla bien, sentirnos arropados, aprender a tener recursos psico-emocionales para sobrellevar el día a día con los síntomas, no resignarnos y disfrutar de nuestra vida a pesar de las limitaciones.

6. ¿Es posible padecer varios tipos de urticaria?

Sí. A menudo muchos afectados de Urticaria Crónica también padecemos algún o algunos tipos de urticaria física (dermografismo, urticaria por frío, solar, por presión retardada o por calor) u otras formas de urticaria (acuagénica, inducida por el ejercicio, colinérgica, por contacto). +info

7. ¿Algún día me desaparecerá?

Esta es la gran cuestión que muchos afectados nos planteamos sobre todo al principio y cuando no tenemos controlada la enfermedad. Es posible, como ocurre en la mayoría de casos, que la Urticaria Crónica remita antes de los 5 años. Sin embargo, también es posible que no sea así. Incluso hay casos en los que la UC remite durante un larguísimo período de tiempo, que pueden ser años, y posteriormente vuelva a rebrotar.

8. ¿Puedo comer de todo?

En principio no hay una relación directa entre la Urticaria Crónica y la alimentación. Sin embargo, algunos alimentos ricos en histamina y/o aditivos alimentarios pueden agravar los síntomas, por lo que a veces nuestro especialista nos recomendará que los evitemos o limitemos su consumo.

9. ¿Hay algunos medicamentos contraindicados?

Entre los medicamentos que pueden agudizar los síntomas y que es preferible evitar destacan los antibióticos, antiinflamatorios no esteroideos -AINES-, opioides, aspirina, psicotrópicos y hormonas. +info

10. ¿Influye el estrés?

Sí. El estrés puede empeorar el conjunto sintomático, pero a la vez los síntomas de la Urticaria Crónica generan estrés. Este pez que se muerde la cola en ocasiones es difícil de disipar. De ahí que sea de gran importancia aprender a tener recursos para manejar el estrés, tanto el externo como el que nos genera los síntomas de la propia enfermedad.

Lavarse las manos un acto de higiene. Lavate las manos despues de tocarte el culete.


El hábito frecuente de lavarse las manos ayuda a protegerse de la aparición de hasta 200 enfermedades y disminuye el riesgo de desarrollar resistencia a los antibióticos, según ha informado la organización Lavado de Manos con motivo de la celebración hoy del día mundial de esta acción que, en esta ocasión, lleva por lema 'Haz del lavado de manos un hábito'.
Algunas de las enfermedades que se pueden prevenir son las infecciones respiratorias, como la gripe común o gripe A, neumonía, tosferina y bronquiolitis; patologías de transmisión feco-oral, como la cólera, diarrea y hepatitis A y E; así como la gastroenteritis, gastritis, neumococo, enfermedad mano-pie-boca o lombrices intestinales.
De hecho, según datos de UNICEF, en 2015 más de 300.000 niños menores de cinco años murieron en todo el mundo por enfermedades diarreicas ligadas a la falta de agua potable y saneamiento. Además, diversos estudios han mostrado que el lavado de manos con jabón después de ir al baño y antes de comer puede reducir la incidencia de enfermedades diarreicas en un 40% o en un 25% la tasa de contagio de neumonía entre los menores.
«Cada año, 1,4 millones de niños mueren por enfermedades prevenibles como la neumonía y la diarrea. Se trata de una cifra abrumadora, que se podría reducir a través del trabajo con niños y familias para que adopten una solución muy sencilla: lavarse las manos», ha aseverado el jefe de agua, saneamiento e higiene de UNICEF, Sanjay Wijesekera.
Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y diversas entidades y profesionales sanitarios aseguran que un lavado frecuente y correcto de las manos implica menos enfermedades que requieran antibióticos y, por ende, ayuda a disminuir la creciente resistencia a estos fármacos.

Que tanto la Coca-Cola como la Pesi, engordan por la cantidad de azúcar que tienen, ya se sabía, no es nuevo.

 Engorda, sí, solamente hay que ver cómo está el 50 % de la población de EE.UU. y México.

 

Coca-Cola y Pepsi pagan millones para tapar sus vínculos con la obesidad

Un estudio publica la lista de asociaciones científicas, médicas, universidades y agencias del Gobierno que aceptan dinero de los gigantes de los refrescos en EE UU

Coca-Cola dedica más de seis millones de dólares al año a actividades de presión, dice el estudio.
La industria del azúcar y los mayores productores de refrescos se encuentran en una situación similar a las tabaqueras hace décadas. El mundo sufre una epidemia de obesidad y el consumo de bebidas azucaradas es uno de las culpables comprobados. Cada lata de refresco convencional contiene 40 gramos de azúcar, bastante más de los 25 diarios considerados ideales por la Organización Mundial de Salud. Ante el creciente consumo de estos refrescos, que llega al límite de la adicción en México, algunos países han creado impuestos contra estas bebidas y otros barajan incluir mensajes de alerta como los que ya salen en los paquetes de cigarrillos.
La industria ha respondido con un presupuesto millonario para lavar su imagen, aunque el alcance de estas prácticas está mucho menos explorado que en el caso del tabaco
Un nuevo estudio publicado hoy detalla que dos de los principales fabricantes de bebidas azucaradas a nivel mundial, Coca-Cola y PepsiCo, financiaron en EE UU a 96 organizaciones que tienen un importante papel en la promoción de hábitos saludables y la lucha contra la obesidad o la diabetes, enfermedades potenciadas por el alto consumo de azúcares. El objetivo era limitar las críticas científicas a los refrescos y restar apoyos a las leyes que limitan su consumo, dice el estudio.
Entre los principales receptores de fondos en concepto de “esponsorización” están la Asociación de Diabetes de EE UU, la Sociedad Americana de Cáncer y la mayor asociación de médicos del país
Entre los principales receptores de fondos en concepto de “esponsorización” están la Asociación de Diabetes de EE UU y la Fundación de Investigación de la Diabetes Juvenil, así como la Sociedad Americana de Cáncer. También se encuentra la mayor asociación de médicos del país, la AMA, la Cruz Roja, y el Centro de Control de Enfermedades, la principal agencia del Gobierno encargada de la protección de la salud y la promoción de hábitos sanos. Entre los beneficiarios también están la prestigiosa Universidad de Harvard, la de Washington y la de Georgia.
“Nos hemos centrado solo en organizaciones que operan en EE UU a nivel de todo el país, así que el número de entidades que reciben fondos de estas dos empresas en todo el mundo debe ser mucho más alto, de cientos o incluso miles”, explica a Materia Daniel Aaron, investigador de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Boston y coautor del estudio. El trabajo se ha publicado en el American Journal of Preventive Medicine, la revista científica de la Asociación de Medicina Preventiva de EE UU.
La investigación resalta el caso de la ONG Save the Children, que apoyaba los impuestos a los refrescos, pero que dejó de hacerlo en 2010 después de recibir más de cinco millones de dólares de Coca-Cola y PepsiCo en 2009. Save the Children desmiente que dejara de hacer presión para pedir tasas contra las bebidas azucaradas tras recibir donaciones por parte de distintas empresas, ha explicado la ONG. La organización sostiene que "formaba parte de una coalición que trabajaba para pedir la aplicación de dicha tasa y la abandonó cuando la prioridad en Save the Children Estados Unidos pasó a ser la educación infantil".
En el polo opuesto estarían la Academia de Dietética y Nutrición, la Academia de Pediatría de EE UU y otras organizaciones que en 2015 rechazaron seguir recibiendo este tipo de fondos de Coca-Cola
Entre 2011 y 2014, Coca-Cola gastó de media más de seis millones de dólares (unos cinco millones de euros) al año en este tipo de acciones. PepsiCo gastó tres millones y la Asociación de Bebidas de EE UU, un millón, según el estudio.
En el polo opuesto estarían la Academia de Dietética y Nutrición, la Academia de Pediatría de EE UU, y otras organizaciones, que en 2015 rechazaron seguir recibiendo este tipo de fondos de Coca-Cola. Los autores del trabajo consideran que el resto de las organizaciones relacionadas con la salud que están en la lista deberían hacer lo mismo.

También en España

La inmensa mayoría de las organizaciones señaladas en el estudio recibieron dinero solo de Coca-Cola (83 de las 96). Los autores señalan que puede deberse a que esta empresa ha hecho público el listado de ayudas que concede, mientras que PepsiCo, no.
En España, decenas de entidades, incluidas varias universidades, reciben dinero de Coca-Cola, tal y como ha publicado la propia empresa este mismo año. Una de las organizaciones que más fondos recibe, más de un millón de euros al año desde 2011, es el Instituto Europeo de la Hidratación. Esta fundación financia estudios científicos y cuenta con un presupuesto multimillonario, aportado por la propia Coca-Cola, según desveló The Times. El organismo recomienda el consumo de bebidas deportivas y refrescos como los que fabrica la empresa. Este instituto tiene a la Universidad de La Laguna como una de sus cuatro organizaciones cofundadoras.
En 2013, un estudio liderado por investigadores españoles comprobó que la inmensa mayoría de los estudios científicos financiados por compañías de la industria alimentaria, incluida Coca-Cola, aseguraban que no había pruebas suficientes de que los refrescos azucarados causen obesidad.
Este tipo de relaciones entre la industria de los refrescos y organizaciones que velan por la salud “es aún bastante desconocida”, asegura Aaron. En su opinión, “es muy importante” que se estudien estas actividades “a nivel internacional”, resalta.
Ni Coca-Cola, ni PepsiCo respondieron a las solicitudes de Materia para que aportaran su versión.