Cómo hacer un desayuno expres en 5 pasos: rico, nutritivo y energético. No aburrido

 





Este desayuno mío es de lunes, miércoles y viernes, lleva:

Avena 1/4 de vaso

6 ó 7 pasas moscateles sin huesos

Un gajo de manzan troceada

zumo de almendras sin azúcar (Asturiana)

Nueces y pipas de girasol

Microhonas 1 minuto y listo (¿Es rápid no?)

Eso sí te hara falta una cuchara grande

El dulce lo lleva las pasas y las manzanas

Hecho en Alicante (España) Mediterráneo

Por Palmeral, 03-03-2021

Alimentos para blindar el páncreas. Alcohol y tabaco cero

 

Alimentos para blindar el páncreas

Una alimentación rica en frutas y verduras, pobre en proteínas y grasas animales y con un aporte alto de vitamina D protege este órgano, cuya función es vita

Actualizado:Noticias relacionadas

Aunque su función es imprescindible para la digestión y fundamental para la vida, el páncreas es un gran desconocido para la mayor parte de la población. Su función más popular es la de controlar el azúcar en sangre mediante la producción de la insulina, pero tiene otro cometido, menos conocido, pero vital: produce las enzimas que permiten digerir los alimentos y absorber los nutrientes.

Son como dos órganos en uno. «Si el páncreas no funciona bien no aprovechamos los nutrientes de la comida y esto produce déficits nutricionales, que son un factor de riesgo muy importante para el infarto, las fracturas óseas, las infecciones, y se asocia con un mayor riesgo de mortalidad», explica a ABC el doctor Enrique Domínguez-Muñoz, jefe del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Clínico Universitario de Santiago y experto de la Fundación Española del Aparato Digestivo (Fead).

Más de 30.000 personas son diagnosticadas cada año en España de una enfermedad relacionada con el páncreas (unos 25.000 casos de pancreatitis aguda, 2.000 pacientes de pancreatitis crónica y 6.000 nuevos casos de cáncer de páncreas). En su mayoría, son patologías graves, con un tratamiento limitado y mortalidad elevada si el diagnóstico no es precoz.

Un órgano «oculto»

El problema es que la situación de este órgano en el cuerpo, oculto tras el estómago, provoca confusión en los pacientes, ya que cuando produce dolor, molesta en la boca del estómago y suele confundirse con problemas gástricos. «Cuando el paciente llega al médico ya está en fases con síntomas preocupantes y es tarde», advierte el doctor Domínguez-Muñoz, que destaca la importancia de conocer las señales de alarma: un dolor de estómago que bien va hacia la espalda o no responde al tratamiento habitual con protectores gástricos, alteraciones de la digestión, diarreas frecuentes, hinchazón abdominal o pérdida de peso involuntaria.

El difícil diagnóstico y el mal pronóstico de un páncreas enfermo cuando no se detecta a tiempo pone de relieve la importancia de la prevención. La dieta y el estilo de vida juegan un papel fundamental en el cuidado de este órgano que se «esconde» detrás del estómago. Hay dos tóxicos clave: el alcohol y el tabaco. «Con el alcohol sabemos que a mayor consumo mayor riesgo, pero eso no significa que una persona que bebe de forma moderada no tenga un riesgo. La sensibilidad del páncreas es muy variable de unas personas a otras», apunta el experto de la Fead. Y con el tabaco pasa lo mismo.«Nuestra recomendación es alcohol y tabaco, cero», aconseja.

En cuanto a la dieta, una alimentación rica en frutas y verduras, pobre en proteínas y grasas animales (carnes rojas) y con un aporte alto de vitamina D protege este órgano. También es importante huir del sedentarismo. «Una persona que lleve una vida sana, evite el sobrepeso y haga ejercicio físico regular reduce mucho el riesgo de sufrir un cáncer de páncreas», avisa el doctor.

Asimismo, advierte del déficit de vitamina D en la población española por «la moda de evitar los lácteos».«Son la fuente fundamental de vitamina D. No se puede vivir sin lácteos porque necesitamos ese aporte», asegura. Por ello, si se tiene realmente una intolerancia a la lactosa, recomienda comer yogures y quesos, donde el ácido láctico está fermentado. Y en caso de optar por leches desnatadas, deben estar suplementadas con esta vitamina. El experto de la Fead destaca también la importancia de incrementar la ingesta de antioxidantes en nuestra dieta. Los podemos encontrar, por ejemplo, en frutas y verduras, legumbres, aceite de oliva, frutos secos o el té verde. Este último, asegura el experto, «se lo recomendamos a todos los pacientes con problemas de páncreas».

Piel atópica: causas, síntomas y alimentos que pueden ser un remedio efectivo.

 

MÁS COMÚN EN MUJERES

Piel atópica: causas, síntomas y alimentos que pueden ser un remedio efectivo

Esta afección dermatológica es un trastorno crónico que se caracteriza por una piel seca irritable. ¿Cuáles son sus síntomas y cómo podemos mantenerlos a raya con la dieta?

placeholder Foto: El kiwi es uno de los alimentos más ricos en vitamina C. (iStock)
El kiwi es uno de los alimentos más ricos en vitamina C. (iStock)

Tal y como explica la American Academy of Allergy, Asthma & Immunology (AAAAI), la piel atópica es una afección común de la piel que comienza generalmente en la primera infancia y que puede estar asociada con una infección por bacterias, hongos, virus o cándidas. Esta se caracteriza por una piel seca, descamada e irritable que suele afectar a alrededor del 4% de la población adulta y entre el 10% y el 20% de los niños.

Dicha enfermedad crónica e inflamatoria suele centrarse principalmente en la cara, pero también puede aquejar al resto del cuerpo. ¿Cómo? A través de síntomas tan comunes como la aparición de escamas en la piel, ampollas, costras, grietas, zonas brillantes, enrojecimiento y, por supuesto, un picor muy intenso que llega a ser muy desagradable y perjudica la calidad de vida del paciente. Además, los afectados suelen sufrir a menudo problemas relacionados como el estrés, la falta de autoestima o el empeoramiento del descanso nocturno.

Sin embargo, estos no son síntomas exclusivos de la piel atópica: “El picor se da en muchas enfermedades de la piel. Lo mismo ocurre con las lesiones de enrojecimiento, inflamación y descamación, que aparecen en variadas enfermedades de la piel. La dermatitis atópica se diagnostica descartando otras enfermedades y por la coincidencia de síntomas típicos, y es muy importante valorar las zonas donde aparece”, explican desde la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) pues, como hemos visto anteriormente, lo más normal es que aparezca durante los primeros meses de edad. Bajo esta premisa, ¿cuáles son las causas de dicha sintomatología?

Posibles causas de la piel atópica

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

Lo más habitual es que se relacione la piel atópica con algún tipo de alergia, de hecho, esta es la causa identificable más frecuente. No obstante, “aun más frecuente es que no se identifique ninguna causa, es decir, la dermatitis atópica más habitual es la dermatitis de causa desconocida”, añaden desde SEICAP. Por lo tanto, aunque no se sepa con certeza, las causas que suelen provocar esta afección en la piel son el clima, la contaminación, la genética, algunas infecciones, las alteraciones psicológicas o emocionales, las carencias nutricionales, el consumo de tabaco, la alergia a los ácaros, el polvo o el polen, el uso reiterado de tejidos que no transpiran o la sudoración excesiva.

Por otro lado, algunos expertos apuntan también al género, ya que las mujeres son más propensas a sufrir piel atópica; y a la edad de la madre en el momento del parto. Al parecer, cuanto mayor es la madre al dar a luz, más probabilidades existen de que el pequeño desarrolle esta afección. Viendo la dificultad para determinar unas causas claras, ¿cómo se diagnostica este problema?

Lo más normal es que no se identifique ninguna causa detrás de los síntomas de la piel atópica

No existen análisis ni pruebas que diagnostiquen la dermatitis atópica. Se diagnostica por los síntomas típicos: lesiones, localización y picor. Para hacer un diagnóstico riguroso se exigen una serie de condiciones o criterios referentes a la duración, los síntomas, los antecedentes personales o familiares, y hallazgos en la exploración del paciente. Algunas personas tienen algunos de los criterios pero no todos los exigidos para un diagnóstico riguroso. Por eso algunos médicos la diagnostican a pesar de no cumplir todos los criterios”, asegura la SEICAP desde su portal oficial. Esto provoca que se recurra a un diagnóstico diferencial, es decir, que se descarten otras enfermedades de la piel que puedan confundirse con ella.

Cómo hacer frente a la piel atópica

El tratamiento dedicado a la piel atópica suele centrarse en controlar el picor, eliminar las lesiones o evitar la aparición de los mismos a través de cremas hidratantes o que incluyen medicamentos inmunomoduladores o corticosteroides. En cuanto a la prevención, se suele recurrir a ella en casos más severos o cuando el individuo en cuestión no responde a la medicación. Aquí entran otros hábitos como evitar las temperaturas extremas, tanto de frío como de calor; el uso de tejidos naturales, darse baños diarios -no muy largos y a una temperatura agradable- para mantener la piel limpia y eliminar las costras, utilizar jabones suaves con pH ácido o neutro y, por supuesto, la dieta.

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

A no ser que exista alguna alergia alimentaria, las personas con piel atópica deben seguir una dieta sana y variada que reduzca la presencia de comidas demasiado calientes, picantes, con azúcares ocultos, muy saladas o condimentadas, con hidratos de carbono refinados o irritantes hepáticos, entre otros. Además, aunque no se trata de una alergia, se ha demostrado que algunos ingredientes favorecen su aparición como las frutas cítricas, el marisco, la leche, los huevos, el chocolate o la soja, entre otros.

En contraposición, también existen algunos nutrientes que alivian los síntomas de la piel atópica, sobre todo aquellos destinados a mejorar la salud de nuestra piel. En este grupo encontramos los ácidos grasos omega 3, que evitan la sequedad cutánea y reducen la inflamación, como el pescado azul, los aceites vegetales, las algas o las semillas. También podemos añadir alimentos ricos en vitaminas C y E, antioxidantes por excelencia, con efectos antihistamínicos y beneficiosos para la piel. El pimiento rojo, el brócoli, el kiwi, el aguacate o el aceite de oliva son algunos de ellos.

Por otro lado, el déficit de vitamina A agrava la piel seca, de ahí la importancia de mantener unos niveles adecuados. ¿Cómo? Incluyendo melón, sandía, espinacas, zanahorias, calabaza o albaricoques en nuestra dieta. Y por último, y no menos importante, la biotina es famosa por mejorar el aspecto de la piel y el cabello. Conocida también como vitamina B8, está presente en los cereales integrales, el tomate, las legumbres, el plátano o las manzanas.

Granada, una fruta depurativa y antienvejecimiento. Recomendable en caso de diarreas.

 

Granada, una fruta depurativa y antienvejecimiento

Ecología

Esta fruta típica de otoño tiene un gran poder antioxidante, es baja en calorías, y ayuda a controlar la presión arterial

Granadas

Granadas

Peggy Marco

La Granada es la fruta carnosa del granado. Un fruto con bayas globulares y con una corteza gruesa y resistente. Es originaria del sur de Asia, Persia y Afganistán. Era muy apreciada en las
zonas con climas áridos porqué su piel gruesa conservaba perfectamente su contenido. Fueron los árabes los que la introdujeron en España y desde aquí se exportó a Suramérica.

“Su sabor es refrescante gracias a que contiene una gran cantidad de agua (el 80 % de la granada es agua) contiene 1g de proteína en 100 gramos de parte comestible, y nada
de grasas ni colesterol. Es una fruta baja en calorías (100 gramos de parte comestible de granada nos aportan 59 Kcal), contiene menos azucares que la mayoría de futas, tiene propiedades astringentes y antiinflamatorias. Por todo eso la granada es un gran alimento en una dieta depurativa y adelgazante” comenta la nutricionista Marta Sanz.

A la granada se la conoce como una “súperfruta” gracias a la principal, y más conocida, de sus propiedades: su poder antioxidante. Esta propiedad contribuye a disminuir las enfermedades de envejecimiento celular o incluso algunas otras como el cáncer o las degenerativas como el alzhéimer, gracias al hecho que ayuda a combatir los radicales libres. Este poder antioxidante se lo confiere la vitamina C (20 mg por granada) y también a los carotenoides o provitamania A (40 mcg). “Los carotenoides actúan como fotoprotectores frente a los efectos nocivos de la radiación solar, el oxigeno y pigmentos fotosensibles” explica Sanz.

Existen evidencias científicas que han demostrado la eficacia del zumo de granada a la hora de disminuir la presión arterial, especialmente en pacientes con hipertensión. Este poder se lo confiere su contenido en potasio (247 mg) y también al ser bajo en sodio. El potasio también ayuda a mantener el equilibrio hidrosalino del organismo y por lo tanto hace que sea una fruta muy diurética que favorece la eliminación de agua y sales a través de los riñones.

La granada es una fruta con antioxidantes

La granada es una fruta con antioxidantes

Gtres

“La granada contiene taninos, aunque la mayoría se encuentra en la corteza y en las membranas blanquecinas, también encontramos en la pulpa. Los taninos son compuestos fenólicos que ejercen una acción astringente y antiinflamatoria en la mucosa intestinal, por lo que es muy recomendable en casos de diarrea. Los taninos son los causantes de la sensación áspera que nos da la fruta en el paladar y lengua.” nos advierte Sanz.

Y, aunque pueda parecer contradictorio, la granada es capaz de actuar también como laxante y combatir el estreñimiento por contener fibra.

Comprar, conservar y disfrutar de la granada

A pesar de que comienzan a verse granadas a mediados de septiembre, su mejor época es bien entrado el otoño y las podemos encontrar en buena calidad hasta finales de enero. En este momento sus granos se encuentran en perfecta maduración.

Cuando compremos granadas en el mercado es importante elegir ejemplares de buen tamaño y elevado peso, de color vivo y matices marrones. Se deben rechazar las frutas arrugadas y con la piel blanda, muy seca o decolorada.

Las granadas se conservan a temperatura ambiente durante varios días. Si no van a ser consumidas inmediatamente, se deben mantener en el frigorífico, donde se conservarán unas 3 semanas. Los granos separados se pueden congelar fácilmente.

La granada puede consumirse fresca pero muchas personas no la consumen así por la dificultad para extraer las semillas. El truco es cortarla por la mitad y golpear la parte de la cáscara con una cuchara. También podemos utilizarla para hacer zumos pero hay que tener cuidado para no presionar demasiado las semillas, ya que al romperse provocan un sabor desagradable.

Además, las granadas pueden ser un acompañamiento que nos aporte nutrientes y color a nuestros platos. Puede ir de la mano con un yogur o también ser un ingrediente más de una ensalada.

Propiedades de la manzana. Tine minerales y vitaminas

 

Manzana

Dra. Dª. Ana Haro García, Farmacéutica y Tecnóloga de los Alimentos, Diplomada en Nutrición.

Dª. María del Carmen Moreu Burgos, Farmacéutica y Tecnóloga de los Alimentos, Diplomada en Nutrición.

La manzana es una de las frutas más completas y saludables que se conocen por su contenido en hidratos de carbono, fibra, vitaminas y potasio, siendo muy recomendable para todas las edades. Dice un aforismo ingles que "una manzana diaria mantiene al doctor a distancia".

La manzana aporta grandes beneficios para la salud por su composición nutricional

La manzana es el fruto del manzano (Pyrus malus L.), árbol de la familia de las rosáceas, a la que también pertenecen otras frutas como el melocotón, el albaricoque, la ciruela y la cereza, por citar algunos ejemplos. Aunque se desconoce el origen exacto de la manzana, se cree que procede del cruce de varias especies de manzanos silvestres europeos y asiáticos. Lo que sí se puede asegurar es que el hombre, desde la antigüedad, aprendió a cultivar el manzano y, actualmente, es uno de los árboles frutales más extendidos a nivel mundial.

 

Llegó al Nuevo Continente en el siglo XVI de mano de los conquistadores españoles, donde pronto se extendió su cultivo y, un siglo después, desde Iberoamérica, el manzano alcanzó América del Norte y posteriormente África septentrional y Australia. En nuestro país, se piensa que la manzana fue introducida por los romanos y los árabes. Hoy en día, España figura como uno de los principales productores de manzana a nivel mundial.

Tipos de manzana

Existen más de mil variedades de manzanas en todo el mundo. Hay manzanas de todos los colores y para todos los gustos: rojas, amarillas, verdes, crujientes, dulces, aromáticas, ácidas... Algunas de las variedades más conocidas en los mercados españoles son:

  • Golden delicious: variedad americana muy cultivada en todo el mundo. Es una manzana de tamaño medio a grande. Su piel es de color amarillo dorado, a veces con unas zonas rosadas, con pequeños puntitos negros, que se llaman lenticelas, que facilitan la respiración de la fruta. Su pulpa es jugosa, fina, dulce, aromática y poco ácida. Resulta deliciosa cruda, o para repostería. Según su grado de madurez es crujiente o acidulada o, al contrario, dulce y de carne suave. Se puede encontrar en el mercado a partir de septiembre y hasta finales de agosto del año siguiente.
  • Granny Smith: variedad australiana, destaca por su color verde intenso con algunos puntitos blancos. Su pulpa es blanca, muy crujiente y jugosa, con un sabor ligeramente ácido. Es una variedad tardía, que se cosecha entre octubre y noviembre y se puede encontrar hasta mayo del año siguiente.
  • Reineta gris del Canadá: es una variedad francesa de gran tamaño y forma achatada. Su piel es gruesa, de color amarillo oxidado o un blanco-gris dorado y su pulpa, de color blanco crema, es jugosa, aromática, dulce con un ligero punto ácido. Se puede encontrar en los mercados entre noviembre y marzo. En España, la manzana reineta del Bierzo goza desde hace años de Denominación de Origen.
  • Red Starking: es una de las variedades más conocidas. Originaria de Estados Unidos, es una mutación procedente de la variedad Red Delicious. Presenta una piel roja, brillante, con estrías rojas y verdosas, y una pulpa blanca amarillenta y crujiente, de sabor dulce, muy suave. Se encuentra en los mercados desde septiembre hasta junio.
  • Royal Gala: originaria de Nueva Zelanda, esta variedad presenta una piel con estrías rojas y naranjas sobre un fondo amarillo verdoso. Su pulpa es blanca, crujiente y consistente, muy aromática y jugosa. Se recolecta desde finales de agosto hasta diciembre.

 

Nutrientes de la manzana

Desde un punto de vista nutritivo, la manzana es una fruta muy completa. A su bajo aporte calórico (una manzana media contiene unas 80 kcal) se une su riqueza en determinados nutrientes:

  • Agua. El 85% de su composición es agua, por lo que resulta una fruta muy refrescante e hidratante.
  • Hidratos de carbono. Fundamentalmente en forma de fructosa y, en menor proporción, glucosa y sacarosa, que son fácilmente absorbidos por el organismo.
  • Proteínas y Grasa. En cantidades pequeñas, poco importantes respecto a su contenido en otros nutrientes.
  • Vitaminas. Contiene pequeñas cantidades de vitamina E o tocoferol y vitamina C, de acción antioxidante. El contenido en vitamina C difiere según la variedad, siendo las reinetas las que más vitamina C contienen (11 mg), seguidas de la Granny Smith (7,3 mg), la Golden (5 mg) y las variedades rojas (3,6 mg). Por otra parte, también están presentes las vitaminas del grupo B que favorecen las funciones nerviosas.
  • Minerales. Destaca la presencia de potasio, necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular, y que, a la vez, favorece la función renal. También contiene pequeñas cantidades de cinc, manganeso, azufre, flúor, yodo, boro o selenio, que desempeñan importantes funciones en los procesos que tienen lugar en la célula.
  • Fibra. La manzana es rica en fibra, se calcula que una manzana aporta unos 3 grs de fibra. Esta fibra no sólo está en su piel, sino también en su pulpa, y se compone fundamentalmente de celulosa y pectina, que ejercen una interesante acción sobre la regulación del tránsito intestinal. Estas fibras resultan eficaces para estimular un intestino perezoso y para ayudar a combatir una diarrea.
  • Además, la manzana es rica en flavonoides, como la quercetina, de propiedades antioxidantes, y en taninos, con capacidad astringente y antiinflamatoria, así como en ácidos orgánicos como el ácido málico y el tartárico.

 

Propiedades de la manzana para la salud

Ideal como tentempié de media mañana o media tarde, la manzana es una de las frutas más sanas que se conocen y, como tal, una de las más recomendadas para incluir en la dieta. Remedios naturales, transmitidos de generación en generación, la califican como ideal en caso de afecciones pulmonares, mezclada con una cucharada de miel para cortar la tos, para la higiene bucal de las encías, en caso de agotamiento físico e intelectual, en caso de gota, como excelente antidiarreico... ¿Cómo nos ayudan las manzanas?:

Para aplacar la ansiedad. Cuando no te puedes concentrar porque tienes el estómago vacío, es recomendable tomar una manzana, ya que sólo aporta 50 Kcal por cada 100 gramos. Esto va a evitar otros alimentos más calóricos, como patatas chips, bollería, chocolate o golosinas, y que son poco saludables, ya que, entre otras cosas, aportan más calorías que se van a almacenar como grasas.

Como dentífrico natural. Las fibras de la manzana (partes rosas tanto de la piel como de la pulpa), combinadas con la fuerza de la masticación, tienen un efecto de arrastre y de limpieza de los residuos de comida en la boca, así como fortalecedor de las encías. Al tratarse de una fruta aromática, también actúa combatiendo el mal aliento.

En la lucha contra el colesterol. La manzana contiene una fibra, la pectina, que es ideal para reducir el colesterol que se ingiere con la dieta. Lo arrastra antes de que sea absorbido por el organismo. Es la fruta perfecta para complementar un plato de carne o huevos. También su fibra es depurativa en ayunas porque reduce el colesterol de la bilis.

Para mejorar la memoria. La manzana nos aporta vitaminas B1 y B6, que evitan el agotamiento mental y refuerzan la memoria. También es fuente de fósforo, mineral presente en los fosfolípidos del cerebro, potasio y sodio, indispensables para la conducción nerviosa.

Para fortalecer pelo y uñas. La manzana aporta hierro, imprescindible para un pelo y uñas fuertes. Además contiene ácido pantoténico o vitamina B5, que es un favorecedor de la regeneración del cabello.

Contra la obesidad. La fruta fresca, los zumos o alguna galleta integral baja en calorías debe ser la comida de complemento que sacie el apetito excesivo de los jóvenes, por las pocas kilocalorías que aportan, si no queremos que caminen hacia el sobrepeso y la obesidad. Desde luego, todo ello complementado con la práctica de algún deporte de forma regular.

Como refuerzo para las defensas. La vitamina C contenida en la manzana estimula las células inmunes, reforzando las defensas y previniéndonos de catarros y gripes.

Como aliada frente las hemorragias. Su vitamina C refuerza las paredes de los vasos sanguíneos y ayuda en la cicatrización de las heridas, por estimulación en la formación del colágeno. También evita el sangrado espontáneo de nariz y encías.

Como antídoto contra el decaimiento. La manzana es la fruta con mayor contenido en fructosa que existe. Este azúcar es un monosacárido, que es una molécula simple de utilización inmediata por el organismo, que nos saca de una bajada de glucosa en la sangre, evitando los típicos cansancios y mareos que pueden aparecer entre una comida y otra.

Como ayuda al crecimiento. La manzana es fuente de calcio y fósforo, indispensables en la formación de las sales minerales del hueso. También aporta vitamina C, que interviene en la formación de la sustancia matriz del hueso. Por otra parte, las vitaminas del grupo B son necesarias para el crecimiento y desarrollo de los músculos. Por todo esto es bueno tomar manzanas cuando se está en la época de crecimiento.

Para aumentar la capacidad muscular. La vitamina B1 o tiamina previene el cansancio muscular, mientras la vitamina B2 ayuda en la obtención de energía y la vitamina B6 interviene en las proteínas que forman la masa muscular.

Para descansar los ojos. Cuando nuestros ojos se resecan a causa de lugares mal ventilados, por la calefacción, por el uso del ordenador o simplemente por llevar mucho tiempo las lentillas, las manzanas aportan agua con vitamina B2 que los hidrata y mejora el mecanismo de visión. La manzana está especialmente indicada cuando se utilizan las lentillas.

Contra el acné. Para evitar el acné es necesario tener una piel hidratada y depurada; en este sentido, la manzana es buena fuente de agua (85%). Del mismo modo, al no contener grasa o azúcares refinados, no contribuye a provocarlo.

Como bebida isotónica. Las células del organismo deben tener un nivel de hidratación adecuado, ya que el cuerpo humano está constituido por un 70% de agua. Los riñones filtran diario 2,5 litros de agua, que hay que reponer con 1,5 litros de agua pura y otro más procedente de los alimentos. La manzana es agua en un 85% y lleva disueltas vitaminas minerales y azúcares; por lo tanto, esta fruta aplaca la sed y mantiene el nivel de agua en todas las células del organismo. Además, es fácil de transportar y se puede tomar en cualquier momento del día.

Como regulador intestinal. La manzana contiene en su pulpa unas sustancias llamadas pectinas que regulan eficazmente el tránsito intestinal. Por su capacidad para hincharse con el agua, facilitan el peristaltismo, sin interferir en la absorción del calcio, del hierro o del magnesio, pero bloqueando el paso del colesterol a las células de la superficie intestinal. Cuando se quiere usar para evitar el estreñimiento se debe comer la manzana con la cáscara. En cambio, para evitar las diarreas se debe consumir sin la cáscara, y es más aconsejable tomarla rallada.

Contra los efectos nocivos de la contaminación y el tabaco. Los humos procedentes de la contaminación y el tabaco oxidan las células del organismo. La cantidad de vitamina C que aporta la manzana tiene un efecto antioxidante sobre los tejidos, impidiendo su envejecimiento prematuro.

Saber más sobre la manzana

La manzana es una fruta que se puede encontrar casi todo el año en el mercado dadas las numerosas variedades existentes. A la hora de elegir las manzanas, se deben desechar aquellas que presentan golpes, zonas blandas, manchas, o mal aspecto en general. Es mejor elegir los ejemplares duros, de piel intacta, libres de golpes y que resulten más fragantes.

Las manzanas se conservan muy bien varios días después de su compra. Se aconseja almacenarlas a temperatura ambiente en un lugar fresco y al abrigo de la luz, aunque se pueden guardar también en el frigorífico, en el compartimento destinado a frutas y verduras. Se recomienda, no obstante, sacarlas varios minutos antes de comerlas y mantenerlas a temperatura ambiente, para así apreciar mejor todo su aroma.

 

Alergia al chocolate: principales síntomas y tratamiento

 

Alergia al chocolate: principales síntomas y tratamiento
Alergia al chocolate: principales síntomas y tratamiento

Existen algunas personas que son alérgicas o intolerantes a alguno de los ingredientes que están presentes en él, como la leche, cacao, cacahuate, soja, nuez, huevo, esencias o algún conservante. La alergia al chocolate puede ocurrir debido a que el sistema inmune desencadena una respuesta exagerada a alguno de estos ingredientes, originando síntomas como comezón y enrojecimiento de la piel y dificultad respiratoria. 

En la mayor parte de los casos, el ingrediente que más causa alergia es la leche, siendo necesario observar si la persona también siente síntomas de alergia cuando consume la propia leche y sus derivados, como yogures y quesos. Sin embargo, ante la sospecha de alergia al chocolate o alguno de sus componentes se debe acudir  aun alergólogo para que realice una evaluación que permita identificar el problema.

 

Síntomas de la Alergia al Chocolate

Los síntomas de la alergia suelen surgir luego de ingerir el chocolate, estos son: comezón y enrojecimiento de la piel, dolor de estómago, tos, hinchazón, vómitos, gases, presión baja y dolor de cabeza. También pueden surgir síntomas respiratorios como tos, falta de aire, secreción nasal, estornudos y sibilancias.

En la presencia de estos síntomas, especialmente en bebés, se debe acudir a un médico alergólogo para hacer pruebas de alergia y, de esta forma, descubrir cuál es el alimento que está desencadenando esta respuesta en el organismo. Conozca qué pruebas se realizan para detectar las alergias alimentarias

Síntomas de la Intolerancia al Chocolate

Al contrario de la alergia, la intolerancia al chocolate es menos grave y causa síntomas menores y más pasajeros, como dolor en el estómago, hinchazón abdominal, exceso de gases, vómitos y diarreas.

La intolerancia al chocolate es el reflejo de una mala digestión de algún ingrediente del mismo y también está relacionada principalmente a la leche de vaca. Conozca más sobre las diferencias entre alergia e intolerancia.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la alergia es recetado por el médico alergólogo y varía de acuerdo con los síntomas y la gravedad del problema. En general, son utilizados medicamentos como antihistamínicos, corticoides y descongestionantes, como el Allegra y la Loratadina. 

Además, también es necesario excluir todos los alimentos que causen alergia para evitar nuevas crisis. Conozca todos los medicamentos que son usados para tratar las alergias

Cómo sustituir el chocolate

La sustitución del chocolate va a depender del ingrediente que cause la alergia. Por lo tanto, personas con alergia al cacahuate o a la nuez, por ejemplo, deben evitar los chocolates que tengan estos ingredientes en su composición. 

Para los casos de alergia al cacao se pueden utilizar chocolates hechos a base de algarrobo, que es un sustituto natural del cacao; mientras que para los casos de alergia a la leche se deben utilizar chocolates hechos sin leche o con leches vegetales, como leche de soja, de coco o de almendras, por ejemplo.

Por qué el exceso de azúcar no se convierte en grasa, pero puede engordar igual

 

Por qué el exceso de azúcar no se convierte en grasa, pero puede engordar igual

 

La dieta tradicional en Japón y otros países asiáticos, está basada en el arroz blanco. El grano de arroz pelado y lavado, tal y como se toma en estos países, es sobre todo almidón, y tiene un alto índice glucémico. Sin embargo, su población ha permanecido delgada, y a pesar de la entrada de la comida occidental, los índices de obesidad siguen siendo mucho más bajos que en Europa o EEUU.

 

Cómo quemar grasa

Si creemos sin matices en las dietas bajas en carbohidratos, esto no tiene sentido. El arroz blanco se digiere rápidamente y se convierte en grandes cantidades de glucosa que pasan a la sangre. Esto produce una subida de insulina que hace que las células se pongan en modo almacenamiento. Si hay más glucosa que la que tu organismo necesita, entonces entra en las células del tejido adiposo y allí se convierte en grasa.

Al fin y al cabo es una transformación se da en la naturaleza todos los días. Las abejas fabrican cera (una grasa) a partir de la miel (un azúcar). Los cerdos engordan y acumulan tocino aunque solo coman grano (almidón). Este proceso es bien conocido y se llama de novo lipogénesis, fabricación de grasa a partir de azúcares, y en nuestro cuerpo tiene lugar en el hígado o el interior de las células de grasa.

Sin embargo, al dar a voluntarios humanos azúcar en exceso, se observó que no se transformaba en grasa más que en una cantidad muy pequeña, y que esto ocurría en la misma medida en personas obesas y delgadas. Los autores del estudio comprobaron que a pesar de dar a las voluntarias 390g de azúcar extra al día, ésta solo se convertía en de 3 a 8 gramos de grasa. El cuerpo prefería utilizar el exceso de azúcar como combustible, ya que es más eficiente que convertir azúcar en grasa , un proceso complejo y que consume energía.

Este modelo del uso de los combustibles del cuerpo humano, que es relativamente reciente, se explica más o menos así: tu cuerpo prefiere quemar azúcar a quemar grasa. Si comes las dos cosas (por ejemplo, un donut, pizza, galletas, o casi cualquier comida occidental) tu cuerpo usará los azúcares como combustible en primer lugar.

Siempre se puede forzar la máquina. En otro experimento dieron a unos adolescentes una cantidad enorme de carbohidratos (7.000 kcal, equivalente a casi dos kilos de azúcar) al día durante dos meses. De media ganaron 10 kilos de grasa, a pesar de haber consumido solo 4 kilos de grasa con la comida durante ese tiempo, así que en este caso la lipogénesis sí que tuvo un papel importante. Cuando aumenta tanto la cantidad de comida se ha comprobado que es el tejido adiposo, y no el hígado, el responsable de convertir esa azúcar en grasa. Sin embargo estas condiciones tan extremas es muy difícil que se den en la dieta de la mayoría de la gente.

Aunque el azúcar no se convierta en grasa, eso no quiere decir que no engorde, aunque sea de forma indirecta. Los carbohidratos, especialmente el azúcar en exceso, hacen que la insulina esté elevada. Esto detiene en seco la oxidación de grasas. Es decir, que mientras estamos comiendo azúcares, no podremos quemar nuestros depósitos. Como lo habitual es comer grasa y carbohidratos juntos, así que esa grasa de nuestra comida se almacenará.

En definitiva, los carbohidratos por sí solos no engordan si no se da además un exceso de energía y grasa circulante. Con insulina alta y calorías de más en tu plato, las células del tejido adiposo se pondrán a almacenar.

Este es el motivo no hay grandes diferencias a la hora de perder peso entre las dietas moderadamente restrictivas altas en carbohidratos pero bajas en grasa y las dietas altas en grasa y bajas en carbohidratos. Las dos funcionan, aunque sean por mecanismos diferentes. Con mucha grasa y pocos carbohidratos hay menores niveles de insulina y pasas menos tiempo en modo almacenamiento. Con muchos carbohidratos la insulina está más alta, pero hay pocas grasas que almacenar, y los carbohidratos que comes casi no se transforman en grasa.

Así también se explica la paradoja de los japoneses. A pesar de una dieta con un elevado contenido en arroz blanco, un carbohidrato casi puro, la dieta tradicional era muy baja en grasa. En la dieta occidental, la combinación de carbohidratos y grasas hace que la comida sea mucho más apetecible y adictiva, y es mucho más fácil comer en exceso sin darnos cuenta.

Haz la prueba: si comes patatas hervidas a secas, te cansarás muy pronto. Ponles sal, aceite, mayonesa o mantequilla y entonces la historia cambia: duplicarás inmediatamente las calorías de tu plato, mejorarás el sabor y, si te descuidas, terminarás comiendo de más.

¿En qué se basa todo esto?

De novo lipogenesis during controlled overfeeding with sucrose or glucose in lean and obese women.
La lipogénesis de novo aumenta después de la sobrealimentación con glucosa y sacarosa en la misma medida en mujeres delgadas y obesas, pero no contribuye en gran medida al balance total de grasas.

No common energy currency: de novo lipogenesis as the road less traveled
La mayoría de los datos experimentales en humanos, sin embargo, contradicen esta visión de la función de la lipogénesis de novo. Los estudios iniciales en los que se utilizó la calorimetría indirecta mostraron poca o ninguna lipogénesis neta de novo después de la sobrealimentación con carbohidratos a corto plazo. Estudios isotópicos subsiguientes confirmaron la ausencia de flujo cuantitativamente significativo a través de la lipogénesis hepática de novo en la mayoría de las condiciones de exceso de energía de carbohidratos.[…] En la jerarquía de los combustibles, los carbohidratos de la dieta parecen tener una mayor prioridad para la oxidación que la grasa de la dieta; Cuando ambos están presentes, se eligen carbohidratos.

Short-term alterations in carbohydrate energy intake in humans. Striking effects on hepatic glucose production, de novo lipogenesis, lipolysis, and whole-body fuel selection
Concluimos que la ingesta alterada de carbohidratos altera la producción de glucosa hepática específicamente y de una manera dependiente de la dosis, que la producción de glucosa hepática puede mediar los efectos de los carbohidratos en la selección de combustible de todo el cuerpo al proporcionar un sustrato y al alterar las concentraciones séricas de insulina, que altera la lipólisis y la eficiencia de la oxidación tisular contribuye a los cambios en la oxidación de las grasas, y el exceso de carbohidratos no se convierte sustancialmente en grasa por parte del hígado, ya que evita la oxidación de las grasas, pero la lipogénesis fraccional de novo puede ser un marcador cualitativo de la ingesta reciente de carbohidratos.

Massive overfeeding and energy balance in men: the Guru Walla model.
La sobrealimentación acumulada consistió en 955 +/- 252 MJ, principalmente como carbohidrato. El aumento de peso corporal fue de 17 +/- 4 kg, 64-75% como grasa.

Contributions of de novo synthesis of fatty acids to total VLDL-triglyceride secretion during prolonged hyperglycemia/hyperinsulinemia in normal man.
La hiperalimentación / hiperinsulinemia prolongada de carbohidratos aumentó el VLDL-triglicéridos en plasma aproximadamente 10 veces en parte debido a un aumento de 3.4 veces en la tasa de secreción total de VLDL-triglicéridos. Aunque la secreción de ácidos grasos sintetizadas de novo aumentó a lo largo del estudio, el 2.7- el aumento en la tasa de secreción de ácidos grasos preformados fue el que más contribuyó cuantitativamente a la tasa de secreción total de VLDL-triglicéridos. La disminución del catabolismo de VLDL-triglicéridos también contribuyó a la hipertrigliceridemia reflejada por una disminución de aproximadamente cuatro veces en la tasa de rotación fraccional.

Energy expenditure and body composition changes after an isocaloric ketogenic diet in overweight and obese men.
Los sujetos perdieron peso y grasa corporal durante todo el estudio correspondiente a un balance energético global negativo de -300 kcal / d. En comparación con la dieta de referencia, la dieta cetogénica coincidió con un mayor gasto de energía y una disminución del cociente respiratorio. La pérdida de grasa corporal disminuyó durante la dieta cetogénica y coincidió con una mayor utilización de proteínas y la pérdida de masa libre de grasa.

¿Cómo se ve afectada la presión arterial por la cafeína? Aumenta la tensión arterial.

 

¿Cómo se ve afectada la presión arterial por la cafeína?

Respuesta de Sheldon G. Sheps, M.D.

La cafeína puede provocar un aumento corto pero drástico de la presión arterial, incluso si no tienes presión arterial alta. Se desconocen las causas de este pico de presión arterial.

Algunos investigadores creen que la cafeína podría bloquear una hormona que permite mantener las arterias abiertas. Otros piensan que la cafeína provoca que las glándulas suprarrenales liberen más adrenalina, lo que causa que la presión arterial aumente.

Algunas personas que toman bebidas con cafeína regularmente tienen la presión arterial promedio más alta que quienes no consumen este tipo de bebidas. Otras personas que toman estas bebidas regularmente presentan tolerancia a la cafeína. En consecuencia, la cafeína no produce un efecto a largo plazo en la presión arterial.

Si tienes la presión arterial alta, pregúntale al médico si debes limitar o suspender el consumo de bebidas con cafeína. Si te preocupa el efecto de la cafeína en la presión arterial, intenta restringir la cantidad de cafeína que consumes a 200 miligramos por día, aproximadamente la misma cantidad que generalmente está presente en dos tazas de 8 onzas (237 ml) de café filtrado. Recuerda que la cantidad de cafeína que contienen el café y otras bebidas varía según la marca y el método de preparación.

Además, si tienes presión arterial alta, evita la cafeína justo antes de hacer actividades que aumentan la presión arterial de manera natural, como el ejercicio, el levantamiento de pesas o el trabajo físico pesado.

Para comprobar si la cafeína podría ser la causa del aumento de la presión arterial, tómate la presión antes de beber una taza de café u otras bebidas con cafeína y vuelve a tomártela después de 30 a 120 minutos. Si la presión arterial aumenta entre 5 y 10 puntos, es probable que seas sensible al aumento de la presión arterial de la cafeína. Si planeas reducir el consumo de cafeína, hazlo progresivamente en el transcurso de varios días a una semana para evitar dolores de cabeza por abstinencia.

Feliz Navidad 2020 desde Alicante. Familia Ramón Palmeral


  Villancico 

 

En la ciudad de Alicante 
han puesto un Belén gigante, 
que como un faro de luz
atrae a los visitantes.
 
Oh Niño que en dulces sueños 
descansas  sonriente y bello.
Traes a la tierra esperanza,
 resplandor en la alborada.

Madre del Niño Divino
que con suaves brazos meces 
al lucero más bonito 
que en el cielo resplandece.

Madre de Dios hecho niño
junto a San José bendito 
cuidáis  al rey de la Gloria
que a la tierra ha descendido.
 
Autora: Pilar Gálán García

8 Beneficios del atún que te harán amar comerlo

 

8 Beneficios del atún que te harán amar comerlo

Por Cocina Fácil julio 25, 2018 0 Comenta

Califica este contenido!

Promedio 3 / 5. Votos: 61

8 Beneficios del atún que te harán amar comerlo

¿Nos alimentamos por los ojos? (El juego de la manipulación de las imágenes). Por Ramón Palmeral

 

¿Nos alimentamos por los ojos? (El juego de la manipulación de las imágenes)

Reina Letizia (Fuente: Presidencia de El Salvador, Flick, Wikimedia); Irene Rosales (Fuente: Tele 5); Chabelita Pantoja (Fuente: YouTube) y Stephen Hawking (Fotografía: Paul E. Alers, NASA; Fuente: Store norske leksikon).

Has entrado en un experimento

Has entrado a formar parte de un experimento sociológico, ya no tienes vuelta atrás, porque han seleccionado la imagen de portada, y has marcado una visualización, es una imagen-gancho. Ya estás lector en el juego de las vanidades y en la pregunta de ¿por qué nos atraen las fotos de los famosos, gente guapa que sonríe? Y pregunto, ¿acaso el público únicamente ve lo que se le pone delante?..

Sigue leyendo en Hoja del lunes.com de Alicante

Propiedades de las sadinas en lata, en conservas

 


Cinco cosas que debes saber si consumes latas de conserva de pescado

El producto está cocinado, esterilizado y colocado en un envase igualmente esterilizado y hermético

Actualizado:

El pescado es una buena fuente de proteínas, minerales y vitaminas y su consumo está recomendado en todas las etapas de la vida, con una frecuencia recomendada de entre 3 y 5 veces por semana en diferentes formatos y preparaciones culinarias. Pero muchas veces no hay tiempo para ir a la compra, y recurrimos a la alternativa de las conservas de pescado. ¿Son saludables? ¿Recomendables? ¿ Aptas para todos los públicos? En palabras del doctor Javier Aranceta, «las conservas de pescado son productos seguros que juegan un papel importante desde un punto de vista nutricional y de comodidad en la dieta saludable de todos los grupos de población y es una forma fácil y rápida de introducir el pescado en el día a día». «Esta conclusión es muy relevante en el contexto actual de sociedad, sobre todo teniendo en cuenta que 6 de cada 10 españoles reconoce que debería tomar más pescado y que la mayoría afirma no comer lo que debería por falta de tiempo o por el coste de los productos», añade.

Las conservas y su relevancia

«Los pescados y mariscos son un grupo alimentario de gran importancia nutricional, relevantes en la salud cardiovascular, los aspectos cognitivos, la salud ósea y el estado nutricional», recuerda el doctor Aranceta. Los nutrientes esenciales que podemos encontrar en sus distintas variantes, prosigue, son los siguientes: «Proteínas en atún, bonito, bacalao, merluza o sardinas; ácidos grasos de origen marino en el atún, salmón, caballa, mejillones y sardinas en aceite; y poliinsaturados en el atún en aceite, los mejillones en escabeche, el atún fresco y las sardinas en aceite. De hecho, los mejores valores de Omega-3, EPA y DHA están en el atún, boquerón y caballa». En relación al aporte de micronutrientes, concluye, «el pescado contiene cantidades importantes de vitaminas del grupo B, vitamina A y vitamina D, especialmente en los pescados grasos. Conviene destacar también los aportes de minerales como el yodo, calcio, fósforo, potasio, zinc, magnesio y hierro».