Prótesis de rodilla infectada

Traumatología.- Una solución eficaz y económica para las prótesis de rodilla
POR N. RAMÍREZ DE CASTRO
10-2-2007 09:15:45

Las infecciones en las prótesis de rodilla no son un problema muy común, pero cuando se presentan se convierten en una complicación grave que obliga al paciente a pasar varias veces por el quirófano con resultados muy inciertos. Puede ser superficial y localizarse en la zona de la herida o, más profunda, y surgir en el entorno de la prótesis, incluso años después de haberse implantado. Cuando la infección es profunda -lo que sucede en el 2% de los pacientes- no basta con el tratamiento antibiótico convencional y es necesario retirar la prótesis para su tratamiento.

En el quirófano se limpian los tejidos afectados, se extrae la prótesis y en su lugar se dejan unos espaciadores para mantener la articulación activa hasta que se elimine la infección con antibiótico. Sólo entonces se podrá colocar una nueva prótesis. Estos espaciadores, de un solo uso, tienen un precio muy elevado -entre 500 y 3.000 euros- no están adaptados a la anatomía de cada paciente y no siempre permiten mover la rodilla. Ninguno de estos inconvenientes surgen en el tratamiento ideado por los traumatólogos Manuel Villanueva, del Hospital Gregorio Marañón, y Ángel Villamor, de USP San José. En colaboración con otros tres centros - Hospital de Poniente (Almería), Fundación Alcorcón y Clínico, de Madrid- han encontrado una solución sencilla, económica y tan eficaz como los espaciadores más sofisticados.

Una idea con premio

La idea se ha merecido un premio de la Academia Americana de Cirugía Ortopédica. Es la primera vez que esta institución premia una técnica de un médico español. El nuevo sistema se ha incorporado también en los contenidos de formación continuada que imparte la academia americana.

La técnica consiste en la elaboración manual, en el mismo quirófano, de unos espaciadores articulados a la medida del paciente. Estos espaciadores artesanales se fabrican con cemento y se impregnan del antibiótico más específico para combatir la infección.

Las piezas modeladas actúan como una prótesis temporal que mantiene la rodilla activa durante los dos meses que suele durar el tratamiento de la infección. Con esta solución «puente» se logra que la rodilla no quede rígida ni pierda movilidad, cuando se coloca la nueva prótesis.

Tratamiento personalizado

«Los traumatólogos asumíamos que un tercio de los pacientes con infección en prótesis de rodilla quedarían con problemas de rigidez, tras curar la infección. Entonces aparecieron los primeros espaciadores articulados, una solución que dispara el coste final del tratamiento. Ahora contamos con una opción asequible que añade el beneficio del tratamiento personalizado», explica el traumatólogo Ángel Villamor.

Con un coste de 60 euros frente a los 3.000 de los sistemas más sofisticados, se logran unas piezas que se acoplan a la tibia y al fémur en el lugar de la prótesis infectada. Las piezas se modelan para adaptarse a la anatomía del paciente y se impregnan del antibiótico más apropiado. «Esa es una de las ventajas añadidas de nuestro sistema. El fármaco se libera localmente y actúa directamente sobre la zona a tratar, con la dosis y tipo de antibiótico que más nos interesa», cuenta Manuel Villanueva.

El medicamento actúa desde el interior, como refuerzo a los antibíóticos orales o intravenosos. Cuanto más se mueve la rodilla más medicamento se libera, «lo que anima al enfermo a mover su articulación», asegura.

Exportada a otros hospitales

A las 24 horas de la intervención, puede empezar un programa de rehabilitación pasiva. A los 4-5 días, comienzan a dar los primeros pasos con ayuda de muletas. Ocho semanas después, cuando la infección ha desaparecido, los espaciadores de cemento se retiran en una nueva operación y se coloca la prótesis definitiva.

Numerosos hospitales se han interesado por esta solución tan imaginativa como sencilla. La técnica ya ha sido asumida por algunos hospitales extranjeros, como el Instituto Galeazzi de Milán (Italia) y el Hospital Universitario de Sao Paulo (Brasil), con excelentes resultados. La misma técnica se prueba ahora en las infecciones de prótesis de cadera.



.......................CASO REAL.............................
RETIRADA Y LAVADO DE PROTESIS INFECTADA EN ALICANTE


He tenido la mala suerte de que se me ha infectado la protesis de rodilla (me la habían puesto en Madrid del Dr. Delgado).
Ahora después de siete años y medio me la han tenido que quitar, operación que se ha realizado en el 28 de octubre 2008 en la Clínica Vistahermosa (Alicante), por el Dr. Morales y el Dr. Mas que forman Traumavist.
La operación bien, pero el postoperatario muy doloroso. Estuve 6 días ingresado. Ahora estoy con antibióticos por boca, no me duele, que ya es mucho. Tengo que esperar unos 4 meses hasta que la infección del hueso desaparezca, para ponerme una prósis nueva. Me ayudo con dos muletas, no debo apoyar el pie en el suelo.
Lo ideal para mí hubiera sido quitar la infectada y ponder otra de una sola vez, pero parece ser que esto no funciona al 100 %.
Aunque en el Hospital Universitario de Albacete quitan la infectada y ponen otra de seguida, yo pienso que lo mejor es ir sobre seguro, en dos tiempos, primero quitar la infección, asegurtarse y de la limpieza interna y luego volver a implantar la segunda. Porque el riesgo de que la infección persista es del 16%, es muy probable volver a empezar.
Llevo 21 días con un espaciador de cemento con antibióticos, es un espacidador flexible y puedo doblar la rodilla unos 60º, esto facilita la movilidad de los músculos, la herida se ha cerrado bien, ya que han quitado la grapas. Soy opotimista porque no me duele.
En fin, todo va bien, y lo importante es que he encontrado a un equipo de doctores que se han hecho cargo de mi rodilla, que ya es para estar contentos. En un mes diagnóstico, preoperatorio y operación.
En marzo del 2009 me quitaron el espaciador y me pusieron la nueva protesis.

Dos años y medio después -julio 2011- de las dos operaciones (quitar la infectada y poner otra protesis) así quedó la rodilla, se quitó la inflamación y puedo andar y conducir, y la doblo 85 grados. Estoy muy bien. No hay que perder la esperanza. He tenido suerte de caer en las buenas manos las del Dr. Morales Y Dr. Mas de Vistahermosa.

2 comentarios:

adriana dijo...

Soy de Argentina a mi padre lo operaron de la rodilla y con tan mala suerte que se le infecto y estamos esperando el espaciador y le estamos haciendo el tratamiento de antibioticos mi padre tiene 73 años y hacemos todo lo posible pero aca lo unico es el espaciador y luchar con la obra social ya que es carisimo. Soy kresselr noemi - correo : kresselernoe@hotmail.com - me parecio fabuloso lo que hacen ya que dan oportunidad a mucha gente felicitaciones por su trabajo.

jose daniel passerini dijo...

a mi me tenian que retirar la protecis de cadera y estba tomando ciprofaxcina y no me daba resultado me puse a tomar lebadura de serbesa en polbo y me comia nmedia cabesa de ajo con eso se me fue la imfecion de la cadera ohi ya ase 8 meses ni me duele ni se me pone colorado ni me depura el liquido me salve de la oporacion el ajo es algo fabuloso comia de media cabesa para ariba durante en dia y la nochey en distintos horarios
mi mail jose danielpasserini@hotmail.com