Anticonceptivo masculino


Siempre es mejor un sistema de pildioras anticonceptivas masculinas que una vasestomía.


EL PH DE LA CONCEPCIÓN

Se sabe desde hace tiempo que la movilidad de los espermatozoides depende del pH del medio en que se mueven, pero los investigadores de Estados Unidos fueron los primeros en identificar al canal de protones Hv1.

Este canal se activa ante señales externas del cuerpo femenino, y cuando esto sucede permite la salida de los protones ubicados dentro del espermatozoide.

Como consecuencia, el espermatozoide pasa de tener un pH ácido a tener un pH alcalino, cambio bioquímico que hace que comience a mover su "cola" con más intensidad y use sus últimas energías en la carrera final hacia el óvulo.

Yuriy Kirichok, uno de los autores del estudio, dijo que el nuevo conocimiento se puede usar en dos direcciones opuestas. "Ahora que conocemos el canal podemos bloquearlo para evitar su activación y la fertilización, como un tipo de anticonceptivo masculino", sostuvo.

Pero el científico dijo que también podría utilizarse con el objetivo opuesto, es decir para darle al espera el impulso que necesita para lograr la concepción, en muchos casos de infertilidad donde el problema es la movilidad (o falta de) los espermatozoides.

"Este compuesto, identificado como JQ1, reduciría la fertilidad de los hombres sin afectar el deseo sexual, y esto podría ser revertido sin efectos secundarios", explica el Dr. James Bradner, de la Universidad de Washington en Seattle, y uno de los investigadores encargados del desarrollo del JQ1.

Según el investigador, el JQ1 bloquearía una proteína conocida como BRDT, la cual se encarga de estimular el proceso de creación y maduración de los espermatozoides (espermatogénesis).

Para probar el JQ1, los investigadores estudiaron a dos grupos de ratones: durante tres meses, a uno se le suministró la droga y el otro sirvió de control.

"En tan solo seis semanas, los ratones a los que se les suministró el JQ1 se volvieron prácticamente infértiles: su producción de espermatozoides se redujo en un 85 por ciento, y los espermatozoides producidos eran malos nadadores; además, este efecto se mantuvo durante todo el tratamiento", comenta el Dr. Bradner.

Estadisticas:
La vasectomía es la intervención urológica más practicada en España; estimándose en unos 100.000 los varones que se someten voluntariamente (por ignorancia de otros métidos) cada año a esta intervención, 30.000 de los cuales son intervenidos por “otros especialistas no urólogos”, en centros de planificación familiar, gabinetes ginecológicos o consultas privadas; y en habitáculos que muchas veces no son el quirófano, sino salas de curas, consultorios, etc., con el consiguiente riesgo para el paciente.
Un negocio para los urólogos.

No hay comentarios: